Liderazgo: Los buenos líderes se hacen buenas preguntas!

líderes_de_éxito

Los buenos líderes son personas que siempre se están cuestionando el statu quo. Son inconformistas por naturaleza, no aceptan que las cosas sean de cierto modo y buscan siempre mejorarlas. Esta actitud es su sello característico.

Tony Robbins dice “La gente exitosa hace mejores preguntas, y como resultado, consiguen mejores respuestas”. Cuando nuestra vida se empieza a volver monótona, sin sabor, sin esa chispa de entusiasmo que sentimos debería tener, es porque sencillamente hemos pasado mucho tiempo con las mismas preguntas. Es el momento entonces de hacernos nuevas preguntas.

Los líderes se hacen siempre buenas preguntas, y las buenas preguntas son por lo general las preguntas más difíciles.

Una buena serie de preguntas que puedes hacerte para evaluar tu condición actual son las sugeridas por el gran  Jim Rohn:

“¿Por qué? 

¿Por qué no?

¿Por qué no tú?

¿Por qué no ahora?”

Por ejemplo, puedes usar éstas preguntas de guía y hacerte las siguientes:

¿Por qué sigo haciendo lo que hago?

¿Por qué sigo trabajando donde trabajo?

¿Por qué sigo ganando la misma cantidad de dinero que gano?

¿Por qué paso tan poco tiempo con mi familia?

¿Por qué no cambio de trabajo?

¿Por qué no añado una nueva fuente de ingreso a mi vida?

¿Por qué no montó una empresa?

¿Por qué no hago de la lectura un hábito serio?

¿Por qué no soy yo el primero que haga algo diferente?

¿Por qué no soy yo quién me salga de la zona de confort primero?

¿Por qué no mejor renunció y empiezo a vivir la vida que siempre he soñado?

¿Por qué no empiezo hoy mismo y me dejo de excusas?

Son preguntas difíciles pero que valen la pena ya que te pueden llevar a una nueva y mejor dirección en tu vida.

La actriz británica ganadora de los premios Óscar y Globo de Oro, Vanessa Redgrave dijo: “Haz las preguntas correctas si quieres encontrar las respuestas correctas”.

La vida es muy corta para vivir el mismo tipo de año por 80 años. Si tú no cambias, nada va a cambiar.

Tal vez hoy sea un excelente día para hacerte buenas preguntas.

Sé el líder que debes ser y empieza a preguntarte cosas que tal vez ya es hora de que te las preguntes!

Hasta pronto!

NOTA IMPORTANTE: Si éste Post te ha gustado y sientes que te ha ayudado, compártelo con tus conocidos, así me estarás apoyando a cumplir con parte de mi misión de inspirar a otros a liderar y con una de mis metas de llegar con este Blog a 10.000 personas en los próximos 2 años.

Foto: Antonio Rull


Jose_M_Pujol_HAcerca de Jose M Pujol H: José es un Conferencista de liderazgo y desarrollo personal con la misión de inspirar a otros a liderar. Su manera práctica, directa y sencilla de comunicar permite que los principios que enseña sean aplicados de inmediato por sus oyentes. Es el Director General de Catálisis Liderazgo, C.A., empresa enfocada en Potenciar el Liderazgo personal y organizacional para formar líderes de impacto que sean éticos, íntegros y de excelencia. Puedes seguir a José porTwitter y Facebook.

Liderazgo: Los líderes llegan hasta el límite!

líderes_sin_límites

Por lo general desde niños nos enseñan a ser prudentes, no hacer cosas peligrosas, tener cuidado, alejarse de los problemas. Vamos creciendo con la idea de que esa es la mejor forma de vivir la vida. Pero sin darse cuenta, las personas que nos enseñan ese tipo de cosas nos están sembrando en nuestra mente otra cosa que considero realmente muy peligrosa: tomar riesgos es malo.

Si crecemos creyendo que tomar riesgos es malo, que es mejor quedarse tranquilitos en la seguridad, en lo conocido, en lo que todo el mundo hace, pues sinceramente no haremos nada grande o importante en la vida. Viviremos cada día de forma muy normal, y mi pregunta es: ¿Quién quiere ser normal? ¿No se supone que cada uno de los 7400 millones de habitantes que estamos en el mundo somos únicos e irreemplazables?

El gran poeta y escritor Oscar Wilde dijo una vez “Sé tú mismo, el resto de los papeles ya han sido tomados”. Nunca podremos ser como alguien más, el problema es que desde pequeños nos enseñan a ser como los demás: estudia, saca buenas notas, trabaja en una buena empresa, cásate, ten hijos, espera tu jubilación o retiro, y si te queda tiempo después de todo esto, vive!

Muy pocas personas enseñan a sus hijos a ser ellos mismos, a buscar hacer lo que les apasiona, a conocer o elegir su propósito de vida, a ir hasta sus límites.

Lo reflexivo de todo esto es que son precisamente éstos últimos niños los que se convierten siendo grandes en personas que aman lo que hacen, líderes en sus campos, innovadores, los que establecen nuevos paradigmas, y que por seguir los caminos más difíciles, llegan a mejores destinos.

Cuando analizamos y observamos a nuestro alrededor nos daremos cuenta de que son siempre los líderes los que llegan hasta el límite. No le tienen miedo al fracaso, o al qué dirán los demás, o a equivocarse, o a comenzar desde cero una vez más o a la derrota.

Los líderes que son líderes por dentro; en su mente y corazón, llegan siempre hasta sus límites, y una vez allí, descansan, pero al poco tiempo los verás nuevamente moviéndose hacia nuevos niveles, hacia nuevos límites. Un proceso que no termina nunca.

Como dijo Nelson Mandela “Después de escalar una montaña muy alta, descubrimos que hay muchas otras montañas por escalar”.

Las preguntas que debemos hacernos son:

¿Cuáles son esas montañas que queríamos escalar de niños? ¿Qué cosas queríamos lograr que por seguir a la manada no lo hemos hecho? ¿A qué le tenemos miedo? ¿Qué esperamos para vivir de verdad?

Que no nos pase como también dijo Oscar Wilde “Lo menos frecuente en este mundo es vivir. La mayoría de la gente existe, eso es todo”.

La vida se vive sólo una vez, no hay ticket de vuelta, cuando pienso en esto recuerdo las palabras de Robert F. Kennedy “Solo aquellos que se atreven a tener grandes fracasos terminan consiguiendo grandes éxitos”.

Por mi parte prefiero intentar algo aunque fracase que hacer lo que hace la manada ¿y tú? ¿Qué vas a hacer?

Mi sugerencia es sé el líder que debes ser y llega siempre hasta el límite. Una vez allí, extiéndelos!

Nos escribimos pronto!

NOTA IMPORTANTE: Si éste Post te ha gustado y sientes que te ha ayudado, compártelo con tus conocidos, así me estarás apoyando a cumplir con parte de mi misión de inspirar a otros a liderar y con una de mis metas de llegar con este Blog a 10.000 personas en los próximos 2 años.

Foto: Nuno Dantas


Jose_M_Pujol_HAcerca de Jose M Pujol H: José es un Conferencista de liderazgo y desarrollo personal con la misión de inspirar a otros a liderar. Su manera práctica, directa y sencilla de comunicar permite que los principios que enseña sean aplicados de inmediato por sus oyentes. Es el Director General de Catálisis Liderazgo, C.A., empresa enfocada en Potenciar el Liderazgo personal y organizacional para formar líderes de impacto que sean éticos, íntegros y de excelencia. Puedes seguir a José porTwitter y Facebook.

Liderazgo: No hay un líder perfecto!

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

“No hay un líder perfecto”. Esta sentencia debería ser colocada en un cartel bien visible en todas las empresas, todas las instituciones, todas las organizaciones y todas las Start Up del mundo. Pienso que si se hiciese así podríamos tener automáticamente mejores líderes y mejores ambientes de trabajo.

Todos hemos sufrido la experiencia de tener en frente a un mal líder, alguien que simplemente no funcionaba o se desempeñaba pobremente como un buen líder, o tal vez ni siquiera podríamos afirmar que era un líder. Estar bajo la supervisión de un líder que no es líder es estresante, incómodo y hasta desalentador.

No sé cuánto tiempo has estado bajo la mirada de un líder que no es líder pero imagino que no fue fácil, y si lo estás ahora, sé que no debe ser fácil. Siempre uno está pensando en cómo él/ella podría hacer su trabajo mejor, pero la verdad es que simplemente no lo hace y uno se siente frustrado.

¿Qué podemos hacer cuándo tenemos un mal líder de líder? Creo que hay tres cosas básicas que podemos intentar.

1) Debemos ser humildes.

Es verdad que no hay un líder perfecto. No podría haberlo. Hay algunos líderes que llegaron a ser excelentes líderes y que superaron enormes desafíos o que llevaron a sus seguidores a mejores lugares, pero aún ellos, no fueron perfectos.

Podemos nombrar a Winston Churchill, Nelson Mandela, Margaret Thatcher, Steve Jobs, el Mariscal Antonio José de Sucre, Simón Bolívar, la Madre Teresa de Calcuta, Mahatma Gandhi, Henry Ford y así muchos otros.

Todos ellos son considerados buenos líderes pero la verdad es que si llegásemos a hacer un estudio de cerca de sus vidas encontraríamos aspectos que no nos gustarían, que nos parecerían que han actuado de forma equivocada o que no han sido justos.

La mejor respuesta que tengo a esto es: No hay un líder perfecto. Siempre habrá cosas que no nos guste de algún líder que tengamos o hayamos tenido.

La solución que tengo para esto es: Debemos ser humildes. Sólo la humildad puede hacer que entendamos que más allá de ser líderes somos humanos. Todos nos equivocamos. Los mejores líderes tratan de hacer lo mejor que creen en cada situación pero aun así también se equivocan.

Tomemos en cuenta que siempre hay dos perspectivas para cada situación, para una persona la solución a un problema puede ser una en particular, mientras que para el líder la solución puede ser otra.

Ser humildes nos hace recordar que esa persona que tenemos de líder está en su propio proceso de formación y crecimiento, y que en el mejor de los casos está tratando de dirigir de la mejor manera que puede. 

Creo que la gente ha sido tan herida en tantos aspectos de la vida que tiende a conectar todos los puntos y cuando le sucede una situación que no le parece correcta con un líder, se molesta más allá de la cuenta y termina hablando mal del líder a otros. Esto pasa, y muchas veces más a menudo de lo que al líder piensa o le gustaría.

En mi experiencia dirigiendo personas me ha pasado que algunas personas se han molestado conmigo, o no hemos coincidido en algunos aspectos. En cada caso creo que he hecho lo posible para que la situación se aclare pero a veces sinceramente es difícil y otras es irremediable. La otra persona simplemente no quiere continuar siguiéndome y eso debo respetarlo, aceptarlo y seguir adelante.

A veces he sido yo quien ha fallado es ser humilde y aceptar los errores, otras veces es la otra persona quien no ha sido humilde para reconocer los suyos. Ambos estábamos en ese proceso de crecimiento, y tal vez lo que nos faltó fue darnos cuenta de eso y seguir trabajando en la misma dirección.

No soy un líder perfecto, pero soy sincero cuando digo que hago un intento de ser un mejor líder cada día, y he aprendido a ser más humilde.

Es aquí donde entra la segunda acción que creo que podemos tomar…

2) Aprender de los errores.

Dado que todos nos equivocamos, lo que nos corresponde hacer es aprender de los errores tanto de los demás como de los propios. Si somos líderes, debemos tomarnos un tiempo para reflexionar y revisar nuestro actuar y si vemos que hemos cometido algún error, debemos pedir disculpas sinceras a esa persona que siente que le hemos fallado.

Si por otro lado, somos los que hemos sido mal liderados, nos corresponde aprender de los errores de nuestros líderes e intentar no cometerlos nosotros cuando estemos al frente de algún equipo de trabajo. 

Aprender de los errores de los demás nos hace ser más humanos porque indica que aceptamos y entendemos que esa persona está en ese modo de aprendizaje continuo y que por supuesto unos mismo también.

No habrá un sólo momento en la vida donde sintamos que hemos llegado al punto de perfección, todo es un viaje de aprendizaje y así debemos ver la vida.

Hubo una vez que tuve un líder con quien sentí que no me orientaba lo suficiente en cómo debía hacer mi trabajo, yo asumía que debía hacerlo ya que yo estaba nuevo en el cargo, en ese momento lo vi como una mala práctica y aprendí que cada vez que tuviese alguien nuevo a cargo, debía estar más pendiente de él/ella y orientarlo mejor en sus funciones. El error de mi líder conmigo me sirvió para mi liderazgo posterior.

Es la mejor actitud que podemos tomar, aprender de los errores e intentar liderar mejor cuando nos toque.

La tercera acción que creo que podemos intentar es…

3) Imitar a los mejores.

Lo tercero que podemos hacer si tenemos un mal líder es tomar a un buen líder como ejemplo e imitar su carácter, sus acciones y su forma de responder a la vida.

Los buenos líderes que podemos imitar pueden estar alrededor nuestro; un líder de otro departamento, un miembro de nuestra familia, un líder del ámbito mundial, etc. 

Si el líder está en nuestro entorno podemos intentar acercarnos a él y escuchar sus consejos, conocer un poco más de su forma de ser, si en cambio, está fuera de nuestro alcance y es un líder mundial, podemos leer sus libros, leer sus historias y así mientras lo hacemos, estaremos introduciendo a nuestra mente otras formas de pensar y actuar.

Encontrar bueno modelos de liderazgo no es fácil, en todos los ámbitos podemos encontrar malas experiencias de líderes que no han dado buen ejemplo; políticos, religiosos, empresariales. Siempre habrá este tipo de situaciones.

Pero si te enfoques en los buenos ejemplos los encontrarás. Todo es cuestión de en dónde estás colocando tu enfoque. 

Ser un buen líder no es una tarea sencilla. Hay muchos seudo líderes, que aparentan ser buenos pero que en realidad no los son, pero también es cierto que hay otros que intentan dar lo mejor de sí mismos, que tratan cada día de ser buenos líderes pero que aun así se equivocan de vez en cuando.

Sea cual sea el tipo de líder que te haya tocado, siempre puedes ser humilde, aprender de los errores e imitar a los mejores.

¿Ya has decidido mandar a hacer tus carteles: “No hay un líder perfecto”.

Sé el líder que mejor puedas ser y lidera cada día con la mejor actitud y dando el mejor ejemplo!

NOTA IMPORTANTE: Si éste Post te ha gustado y sientes que te ha ayudado, compártelo con tus conocidos, así me estarás apoyando a cumplir con parte de mi misión de inspirar a otros a liderar y con una de mis metas de llegar con este Blog a 10.000 personas en los próximos 2 años.

Foto: manuel holgado


Jose_M_Pujol_HAcerca de Jose M Pujol H: José es un Conferencista de liderazgo y desarrollo personal con la misión de inspirar a otros a liderar. Su manera práctica, directa y sencilla de comunicar permite que los principios que enseña sean aplicados de inmediato por sus oyentes. Es el Director General de Catálisis Liderazgo, C.A., empresa enfocada en Potenciar el Liderazgo personal y organizacional para formar líderes de impacto que sean éticos, íntegros y de excelencia. Puedes seguir a José porTwitter y Facebook.

 

 

Liderazgo: Los líderes crean su propia historia!

5685337926_8bdd683ebf_z

Todos tenemos una historia. Cuando nos sentamos con alguien a conversar, bien sea en un café, nuestra casa o en el trabajo, la otra persona o nosotros contamos parte de nuestra historia. ¿Cuántos hijos tienes? ¿Cuántos hermanos tienes? ¿De dónde eres? ¿En dónde trabajaste antes? ¿En qué trabajas ahora? Es así que nos vamos conociendo e identificando.

Sin embargo, llega un momento donde te vas abriendo más y empiezas a contar aspectos de tu vida más personales, más íntimos, sobre situaciones que te han marcado y que son, sin duda, los que te han hecho lo que eres hoy.

Muchas de estas historias empiezan a revelar cómo somos, lo que pensamos, lo que creemos y no menos importante, cómo vemos la vida.

Frases como “…y entonces llegó este gobierno y allí se fueron mis sueños de montar un nuevo negocio…” o “…y él/ella se fue y me dejo sin nada….” o “…él/ella me traicionó y no volví a confiar en nadie más…” o “si no hubiese pasado eso, yo sería mejor hoy…” o “es que yo siempre he sido así, muy tímido…”.

Son frases donde mostramos cómo pensamos, frases que demuestran cuáles son nuestras creencias. Y donde pareciera que todo lo que nos sucede viene del exterior, donde alguien más es el responsable.

Por otro lado, si escuchas a un verdadero líder, bien sea en persona, por medio de un libro o en televisión, te darás cuenta de que sus frases son muy diferentes, notarás que sus historias las cuentan de un modo mucho más positivo.

Frases como “…y entonces llegó este gobierno y yo no iba a dejar que mis sueños se disolvieran, tuve que esforzarme más…” “…y él/ella se fue y me dejo sin nada y entonces tuve que comenzar de nuevo…y ahora agradezco a la vida por eso que pasó…” “…él/ella me traicionó y allí entendí el daño que causa el rencor y me di cuenta que para sanarme y seguir adelante tenía que perdonar…” “si no hubiese pasado eso, yo no sería una mejor persona hoy…” “es que si seguía siendo así de tímido no tendría todo el éxito que tengo hoy…”

Son las mismas situaciones pero con una historia distinta, vistas desde una perspectiva muy diferente.

Hoy quiero decirte que tú puedes crear la mejor historia para tu vida, añadir a tu viaje por esta vida, la mejor perspectiva, las mejores razones para despertar, las mejores imágenes para tu presente y futuro. Quiero decirte que tú eres el único responsable por tu vida. 

Basta de culpar a alguien más, a la vida, a Dios, a tu jefe, a tus amigos, tus padres, al universo, o quien quiera que sea.

Es verdad que hay situaciones dolorosas que nos marcan pero piensa en esas cicatrices de la vida como recordatorios de lo fuerte que has sido al superarlas. Son las marcas que te han hecho un guerrero, que te han hecho una mejor persona. 

Las víctimas son las únicas que cuentan sus historias desde la derrota, desde la tristeza, desde el temor, desde la escasez, desde la decepción y el resentimiento. Cuando ves sus vidas, te das cuenta de que han permanecido por muchos años en el mismo lugar emocional. Puede que se hayan mudado físicamente pero sus emociones y espíritu siguen estando en el mismo lugar, estancados.

Son historias con retazos de otras personas, donde los demás tienen la culpa o la responsabilidad.

Mientras tanto, todos los líderes crean sus propias historias de victorias. Deciden interpretar lo que les pasa siempre sacando lo mejor, las lecciones que pueden aprender y cómo esas situaciones los han hecho mejores líderes. En resumen, no usan retazos…

Aquí te dejo sólo algunas frases de grandes líderes que nos muestran su carácter transformado, lo hago con la intención de inspirarte:

Thomas Alva Edison: 

“Las personas no son recordadas por el número de veces que fracasan, sino por el número de veces que tienen éxito”.

“No he fracasado. He encontrado 10000 soluciones que no funcionan”.

Louis Pasteur:

“Quiero compartir con ustedes el secreto que me ha llevado a alcanzar todas mis metas: mi fuerza reside únicamente en mi tenacidad”. 

“No evitéis las dificultades a vuestros hijos, más bien enseñadles a superarlas”.

Charles Darwin:

“No es la más fuerte de las especies la que sobrevive, tampoco es la más inteligente la que sobrevive. Es aquella que se adapta más al cambio”.

“El hombre tiende a crecer a un ritmo superior a sus medios de subsistencia”.

Napoleon Hill:

“Cada adversidad, cada falla, cada corazón roto lleva consigo la semilla de un beneficio igual o mayor”.

“El hombre que hace más de lo que se le paga, pronto se le pagará más de lo que hace”.

Simón Bolívar:

“El arte de vencer se aprende en las derrotas”.

“Para el logro del triunfo siempre ha sido indispensable pasar por la senda de los sacrificios”.

Will Smith:

“Deja de permitir que gente que hace tan poco por ti controle tanto de tu mente, de tus sentimientos y de tus emociones”.

“A través de la vida la gente te enfadará, te faltará el respeto y te tratará mal. Deja que Dios trate con las cosas que hacen, porque el odio en tu corazón te consumirá a ti también”.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Así podría seguir con frases de otros líderes que han creado sus propias historias, historias que tienen un trasfondo de dificultades, de luchas, de dolor, de sacrificio, pero también de perseverancia, de esfuerzo, de creer que si es posible, de superación.

Presta atención a tu propia vida y empieza a crear una historia que primeramente te inspire a ti, porque si no vives una vida que te inspire, cómo puedes inspirar a otros.

Recuerda que tus hábitos diarios, tu rutina diaria, revelan tu destino. Si no haces un cambio, o una mejora hoy mismo, terminarás en el mismo lugar a donde te diriges. 

Tienes el poder absoluto de crear tu propia historia y ser el verdadero líder de tu vida. No dejes que otros dirijan tu agenda, haz que tu agenda te guíe a ti, para que así puedas alcanzar los sueños que mantienes.

Yo en lo personal he tenido que re-inventarme varias veces, me he lanzado varias veces fuera de mi zona de confort, he tomado riesgos calculados y otros no tanto, me he tropezado, me he caído, me ha dolido, me he tenido que sobar, pero cuando miro atrás me doy cuenta de que todo lo que he vivido es parte de mi historia y cada paso me ha hecho mejor.

No estoy aún donde quiero estar pero sigo avanzando a lo que quiero y mientras tanto, intento por todos los medios posibles de disfrutar el viaje…

Sé el líder que puedes ser y empieza a crear tu propia historia!

NOTA IMPORTANTE: Si éste Post te ha gustado y sientes que te ha ayudado, compártelo con tus conocidos, así me estarás apoyando a cumplir con parte de mi misión de inspirar a otros a liderar y con una de mis metas de llegar con este Blog a 10.000 personas en los próximos 2 años.

Foto: Kaytee Riek


Jose_M_Pujol_HAcerca de Jose M Pujol H: José es un Conferencista de liderazgo y desarrollo personal con la misión de inspirar a otros a liderar. Su manera práctica, directa y sencilla de comunicar permite que los principios que enseña sean aplicados de inmediato por sus oyentes. Es el Director General de Catálisis Liderazgo, C.A., empresa enfocada en Potenciar el Liderazgo personal y organizacional para formar líderes de impacto que sean éticos, íntegros y de excelencia. Puedes seguir a José porTwitter y Facebook.

Liderazgo: Si realmente quieres crecer, cambia a tu jefe!

24802006539_dcb45efba7_z

Es indiscutible que tú, como ser humano y como líder quieres seguir creciendo en tu vida. Si no fuese así, no estarías leyendo este blog, porque cuando escribo, lo hago para personas que están buscando un crecimiento, ser mejores cada día y estoy seguro que tú eres una de ellas.

El crecimiento personal es parte de nuestra naturaleza, siempre queremos más, y vamos a buscar caminos y senderos para alcanzarlo. Es por esto que cada día nos levantamos y hacemos ejercicio, leemos un buen libro, comemos un buen desayuno, hacemos nuestro trabajo, mantenemos amistades que nos ayudan a crecer y así mismo todo aquello que signifique un crecimiento para nuestra vida.

Pero ¿sabes qué? Lamento tener que sea yo quien te diga que si tú jefe no te está ayudando a crecer, cámbialo!!!

¿Por qué te lo digo? Porque existe una ley en el liderazgo planteada por el reconocido conferencista John C. Maxwell llamada la Ley del Tope que establece que “La capacidad de liderazgo determina el nivel de eficacia de una persona”, y si tu jefe no te está haciendo crecer es porque sencillamente él/ella no está creciendo como líder.

Es decir, tú llegarás al nivel en que él o ella se encuentren. Es más, la organización donde trabajas llegará a crecer solo hasta el nivel donde tu jefe se encuentre.  

Por esto es que digo que si realmente quieres crecer, cambia a tu jefe. No hay otra forma. No puedes forzar la ley del tope o romperla. Es una ley y se cumple.

Nadie cuerdo y lúcido trataría de romper la ley de la gravedad esperando que ésta no se cumpla cuando se lanza boca abajo de un tercer piso ¿cierto? bueno, así mismo pasa cuando se trata del liderazgo, no se puede romper la ley del tope. Te lo colocaré en forma sencilla:

  • Tú llegarás al nivel de liderazgo que esté tu jefe.
  • Tú ganarás la cantidad de dinero máximo que gane tu jefe. (Ley de la Próximidad)
  • Tú ganarás la cantidad de dinero máximo que ganen tus amigos más cercanos. (Ley de la Próximidad)
  • La organización donde trabajas llegará hasta el nivel de crecimiento de tu jefe.

Y si tú eres de esas personas que anhelan seguir creciendo, seguir ganando dinero, y/o trabajar en una organización mejor, obligatoriamente tendrás que realizar un cambio.

Y cómo posiblemente tu jefe no va a cambiar, el que tiene que cambiar y moverse de su lugar eres tú…

La mayoría de las personas esperan que algo milagroso pase, pero no va a pasar. Nada en la vida realmente bueno pasa hasta que tú haces que pase. La gente de éxito lo ha sabido desde siempre. La vida está diseñada así. Tienes que conocer sus reglas, sus leyes, para que usando sus leyes le saques el mayor provecho. 

Con todo respeto te sugiero que observes a tu jefe, presta atención a su forma de vida, de pensamiento, cómo es la relación con su familia, con sus colegas, si muestra satisfacción o no por su trabajo, cuánto dinero gana actualmente y cuáles son sus aspiraciones de ingresos para los próximos 6 meses, qué expectativas tiene sobre su futuro; todo esto te dará una idea de hasta dónde puedes llegar tú mismo. Él/ella es tu mejor espejo…

Si es una persona que tiene el anhelo y acción (sobre todo acción) para ir por más, quédate allí en ese trabajo, a su lado aprendiendo, pero si es una persona conformista, que le cuesta salir de su zona de confort, que no se arriesga, que no se abre a retos nuevos, que no tiene una aspiración real por ganar más dinero o ser un mejor líder, ya sabes lo que tienes que hacer…Cámbialo…!

Sé que cuesta, nunca es fácil, pero si tienes un deseo genuino de crecer lo podrás hacer. De hecho, tu deseo de crecer y seguir avanzando debe ser más fuerte que tus miedos.

Yo lo he hecho tres veces en mi vida y en cada una ha valido la pena. Con sinceridad puedo decir que mi nivel de vida posterior a haber dejado a mis “jefes” ha sido mayor en crecimiento personal, económico, emocional, espiritual y mental.

Por supuesto debes tener un plan antes de cambiar a tu jefe, esto ayudará a que el salto sea menos doloroso. En mi caso, sólo en una de las tres ocasiones fue doloroso, en ese caso, no lo planee adecuadamente, pero aun así valió la pena. Si estás decidido a hacerlo, te recomiendo ir planeando con tiempo y cuando sientas que es el momento hazlo.

Tampoco esperes demasiado, no esperes que los planetas se alineen, ni que la temperatura ni la velocidad del viento sea la adecuada. Sólo hazlo y punto. Sé libre. Sigue creciendo en este único viaje de ida llamado Vida.

¿Qué esperas? No infrinjas la ley del tope. Cambia a tu jefe. Te aseguro que sobrevivirás.

Sé el líder que debes ser y vive una vida que te inspire!

Hasta la próxima!

NOTA IMPORTANTE: Si éste Post te ha gustado y sientes que te ha ayudado, compártelo con tus conocidos, así me estarás apoyando a cumplir con parte de mi misión de inspirar a otros a liderar y con una de mis metas de llegar con este Blog a 10.000 personas en los próximos 2 años.

Foto: judy dean


Jose_M_Pujol_HAcerca de Jose M Pujol H: José es un Conferencista de liderazgo y desarrollo personal con la misión de inspirar a otros a liderar. Su manera práctica, directa y sencilla de comunicar permite que los principios que enseña sean aplicados de inmediato por sus oyentes. Es el Director General de Catálisis Liderazgo, C.A., empresa enfocada en Potenciar el Liderazgo personal y organizacional para formar líderes de impacto que sean éticos, íntegros y de excelencia. Puedes seguir a José porTwitter y Facebook.

Liderazgo: Viajar te hace un mejor líder!

3314546481_173f2eae7e_z

Estas últimas semanas he tenido la oportunidad de hacer viajes cortos por tierra, uno por vacaciones y otro por diligencias. En ambos, me he dejado llevar por mis pensamientos y he utilizado cada viaje como herramienta para pensar en todos esos planes que tengo para este nuevo año.

El hecho de desconectarse de las tareas del día a día nos hace más reflexivos de nuestra propia vida y acciones, permitiéndonos hacer un repaso de las decisiones que hemos tomado y ver si podemos mejorarlas de mira al futuro.

Como líderes estamos continuamente presionados a tomar decisiones, se supone que debemos saber qué hacer en cada momento, y toda esta presión va causando un desgaste emocional que hace que a veces nuestra visión se estreche sin dejarnos ver toda la perspectiva de las situaciones.

Es por esta razón que viajar, así sea a lugares cercanos a nuestra residencia, nos ayuda a despejar nuestra mente de forma que podemos introducir ideas nuevas, pensamientos refrescantes y sensaciones positivas que nos recarguen de nuevas energías para así tener mejores recursos para afrontar los desafíos del día a día.

Pienso que viajar nos ofrece 3 cosas básicas como líderes:

1) Reflexión.

El permanecer un largo rato pensando en lo que hemos hecho, lo que estamos haciendo y lo que queremos hacer, nos da la oportunidad de ver un panorama que pocas veces vemos cuando estamos ajetreados trabajando diariamente.

Reflexionar sobre nuestro propio comportamiento y qué podemos hacer para mejorarlo nos hace crecer, nos coloca en una posición más alta que la anterior, nos hace más conscientes de las decisiones que estamos tomando y si podríamos mejorarlas. 

La reflexión diaria a través de la meditación es clave para el éxito, pero disponer de momentos de reflexión cuando viajamos nos da un impulso extra que además nos relaja y nos carga de energía.

¿A cuántos se les da bien el pensar y reflexionar cuando estamos viajando?

Te sugiero que tengas a la mano un lápiz y un cuaderno de notas para apuntar allí todas esas ideas y pensamientos fugaces que te surjan cuando vayas viajando. Verás que son excelentes las ideas que te pasan por la mente.

2) Coherencia. 

Nuestra mente necesita de orden, una línea de acción para así saber exactamente lo que le estamos ordenando que haga.

Cuando viajamos, son muchos los pensamientos e ideas que acuden a nuestra mente, algunas un poco más alejadas de la realidad que otras pero que al final llegan y pueden ser muy valiosas; ideas de negocios, ideas de cómo mejorar el trabajo, ideas de cómo resolver algunos problemas que hemos dejado en stand by, entre otras muchas.

La clave cuando te llegan muchas ideas a la mente es buscar ordenarlas y que tengan coherencia, ir ordenando cada una en una área específica; familiar, profesional, espiritual, física o de salud, personal, emocional. 

Si por ejemplo mientras vas viajando viene a tu mente una idea de hacer más ejercicio, esa idea la colocarías en el área física o de salud. Tomas esta idea y la vas encajando mentalmente en tu horario semanal, eligiendo los días en que harás ejercicio, y así sucesivamente debes hacer con cada idea que te surja en la mente mientras viajas.

La idea es que empieces a conectar cada idea con su área respectiva y así sientas que tu vida va teniendo más coherencia. El trabajo diario como líderes muchas veces nos lleva al desequilibrio, dedicando por ejemplo mucho tiempo al trabajo pero poco a la familia. La idea clave aquí es aprovechar el tiempo de los viajes para dar mayor coherencia a nuestras vidas.

¿Te has sentido desequilibrado en tu vida últimamente? Tal vez debas hacer un viajecito muy pronto.

 3) Decisión.

Cuando has reflexionado y creado más coherencia entre las distintas áreas de tu vida, el siguiente paso es tomar acción, y para tomar acción primero debes decidir qué acciones vas a tomar.

El tiempo de viaje puede ser un excelente aliado para decidir las próximas acciones que debes dar. A veces lo único que necesitamos para tomar una decisión es un pequeño impulso en forma de mayor reflexión o mayor coherencia. Recuerda que la claridad de propósito nos hace líderes más efectivos. 

Cuando tomamos decisiones basadas en la reflexión y la coherencia con nuestros principios y valores, serán decisiones más acertadas y que nos beneficiarán.

No necesitas hacer un viaje de 10 horas para que te sirva de reflexión, con un viaje tranquilo donde haya momentos de silencio para que tu mente piense con libertad es suficiente.

No te enfoques en el destino, no te preocupes porque sientas que debes llegar rápido, disfruta del paisaje y déjate llevar por el momento. Permite que tu mente descanse, se vacíe del ajetreo del trabajo diario y se llene de nuevas y buenas ideas.

Sé el líder que debes ser y no dudes en sacar un fin de semana para viajar y así visitar a tus amigos o descansar, te ayudará a ser un mejor líder cuando regreses al trabajo!

Hasta la próxima!

NOTA IMPORTANTE: Si éste Post te ha gustado y sientes que te ha ayudado, compártelo con tus conocidos, así me estarás apoyando a cumplir con parte de mi misión de inspirar a otros a liderar y con una de mis metas de llegar con este Blog a 10.000 personas en los próximos 2 años.

Foto: Armin Cifuentes


Jose_M_Pujol_HAcerca de Jose M Pujol H: José es un Conferencista de liderazgo y desarrollo personal con la misión de inspirar a otros a liderar. Su manera práctica, directa y sencilla de comunicar permite que los principios que enseña sean aplicados de inmediato por sus oyentes. Es el Director General de Catálisis Liderazgo, C.A., empresa enfocada en Potenciar el Liderazgo personal y organizacional para formar líderes de impacto que sean éticos, íntegros y de excelencia. Puedes seguir a José porTwitter y Facebook.

Liderazgo: Los dos peores hábitos que debes evitar en 2017!

7445846890_59397f2290_z

El 2017 está cargado de expectativa. La mayoría de las personas a nivel mundial tienen en mente lograr cosas nuevas este año o concretar algunas que no pudieron hacer el año anterior. Algunos escriben sus resoluciones de año nuevo. Una larga lista de las cosas que quisieran hacer.

Otros van más allá de sólo escribir las resoluciones y dedican un tiempo para hacer planes concretos para lograrlas. Sea como sea, el 2017 se presenta como otra nueva oportunidad para seguir avanzando a eso que queremos.

Pero sinceramente creo que hay dos malos hábitos que debemos evitar a toda costa si realmente queremos que este nuevo año nos vaya mejor que el anterior. Son dos hábitos que nos persiguen y tenemos que dominarlos por completo antes de lograr grandes cosas.

1) Las distracciones. 

El mundo ha venido avanzando en tecnología en las últimas décadas, con nuevos dispositivos móviles, redes sociales y nuevas aplicaciones de todo tipo, y con todos estos avances se han incrementado de forma abrumadora las distracciones.

Hoy en día es mucho más difícil mantenerse enfocado en lo que uno quiere lograr. Según un estudio realizado por la empresa Alcatel Lucent, una persona revisa su smartphone unas 150 veces al día en promedio. Esto significa mucha distracción al día.

¿Cómo esperamos lograr algo significativo en un año, o en la vida si nos distraemos del foco principal a cada rato?

Todo esto sin contar con las reuniones tanto formales como informales que podemos tener cada semana.

¿Qué podemos hacer? 

Lo primero es estar muy consciente de que las distracciones están al orden del día. Una vez que lo tengamos consciente será más fácil anticipar estrategias para evitarlas. 

Puedes decidir revisar tus redes sociales una sola vez al día, disponer de un tiempo de 30 minutos cada mañana para revisarlas o 30 minutos en la noche. Eso significa que durante el día y mientras estés trabajando en tus proyectos y metas no las revisarás. Este es un hábito que me estoy acostumbrando a tener.

Otra estrategia es no aceptar reuniones no planeadas durante la semana. Para hacer esto, mi recomendación en planificar tu agenda de la semana el día sábado o domingo de modo que ya sepas de antemano las reuniones que tendrás la semana por venir. A menos que sea una reunión de emergencia, no introduzcas nuevas reuniones de las que ya tienes planificadas.

La mejor estrategia es tener una estrategia. No siempre las cosas saldrán como tu quieres pero al menos tener una estrategia de planificación te ayudará a estar mejor organizado.

Puedes repasar en tu agenda y en tu mente las actividades que tienes que hacer el día siguiente. Es como visualizar por completo el día que está por venir. Lo puedes hacer cada noche anterior dedicando un máximo de 10 minutos, haciendo esto tendrás un panorama general de cómo será tu nuevo día y te sentirás más preparado para afrontarlo.

Los mejores líderes del mundo, los de máximo rendimiento, son aquellos que están 110 % enfocados en sus tareas primordiales. Son extremadamente concentrados. Saben el alto valor del tiempo, como decía Richard Whately “Pierde una hora por la mañana y la estarás buscando todo el día

Estas son algunas cosas que puedes hacer para evitar caer en el mal hábito de las distracciones en este nuevo año que comienza.

2) La procrastinación.

Todos hemos dejado para después algo que podíamos hacer hoy. Es la vieja costumbre de postergar. Los mejores líderes lo saben y es por eso que se esfuerzan por hacer lo que tienen que hacer cuando lo tienen que hacer. 

Los líderes de categoría mundial son muy estrictos con evitar el mal hábito de postergar. Cuando eres novato en tu desarrollo personal sientes que te puedes dar algunos lujos como el de hacer después las cosas que tienes que hacer, pero pronto te das cuenta de que este mal hábito te pasa factura y es cuando reconoces que debes hacer un cambio radical.

La vida es corta, si pierdes el tiempo y no haces lo que debes y tienes que hacer, el tiempo se encogerá como el fuelle de un acordeón y en este caso no se expandirá más.

Soñar en grande lo puede hacer cualquiera. Pero concretar los sueños lo hacen sólo aquellos ultra enfocados y ultra hacedores

Para evitar este mal hábito de la procrastinación no existen los atajos, como tampoco para las cosas que valen la pena en la vida. Tampoco existen las excusas.

Si quieres obtener mejores resultados en este año 2017 tienes que dejar el mal hábito de hacer después las cosas importantes que te has planteado hacer.

Comienza con tu lista de prioridades de las metas que tienes para este año y haz un plan de trabajo para cada una, tu mente subconsciente te ayudará con este plan. Una vez esquematizado tu plan el siguiente paso es empezar. Empieza de una vez a tomar acción aun cuando ese plan no sea perfecto ni completamente claro. La acción irá haciendo que todo tome mejor forma y se vaya aclarando. 

No postergues por falta de claridad, empieza y punto.

El año 2017 será mejor y diferente a tu año anterior sólo si evitas estos dos grandes y malos hábitos. Será más productivo en lo que realmente te importa.

Sé el líder que debes ser y empieza por alejar de ti estos dos hábitos que por cierto, están muy arraigados en las personas de mentalidad promedio.

y recuerda…tú eres mucho mejor que el promedio, porque ¿para qué esforzarse en la vida si no vas a vivir tu vida al máximo?

Hasta pronto!

NOTA IMPORTANTE: Si éste Post te ha gustado y sientes que te ha ayudado, compártelo con tus conocidos, así me estarás apoyando a cumplir con parte de mi misión de inspirar a otros a liderar y con una de mis metas de llegar con este Blog a 10.000 personas en los próximos 2 años.

Foto: Serge Saint


Jose_M_Pujol_HAcerca de Jose M Pujol H: José es un Conferencista de liderazgo y desarrollo personal con la misión de inspirar a otros a liderar. Su manera práctica, directa y sencilla de comunicar permite que los principios que enseña sean aplicados de inmediato por sus oyentes. Es el Director General de Catálisis Liderazgo, C.A., empresa enfocada en Potenciar el Liderazgo personal y organizacional para formar líderes de impacto que sean éticos, íntegros y de excelencia. Puedes seguir a José porTwitter y Facebook.