Liderazgo: Los verdaderos líderes aniquilan sus egos!

Uno de los mayores enemigos de los líderes es el Ego. Ese virus que va penetrando sigilosamente el carácter de los líderes y que los va haciendo creídos, pretenciosos, prepotentes, “pantalleros”.

He tenido la oportunidad de estar en varios grupos de personas, bien sea trabajando dentro de organizaciones con fines de lucro como también en organizaciones de voluntarios sin fines de lucro y he visto que este patrón se repite en algunas personas que creen que por tener un título que los acredita como líderes ya son líderes.

El verdadero liderazgo no tiene nada que ver con el ego. Son contrarios. Mientras un verdadero líder va creciendo en su posición o influencia más humilde se vuelve. No al contrario como solemos ver tan frecuentemente. 

Cuando una persona se vuelve más creída o pretenciosa por haber alcanzado una determinada posición de liderazgo puedes darte cuenta con facilidad de que no ha entendido que el liderazgo tiene que ver con servicio, con influencia, con apoyar a otros a ser mejores que tú mismo.

Por estar involucrado en ambientes de liderazgo por más de 20 años me doy cuenta con mucha facilidad cuando alguna persona ha caído en este craso error o lo que yo llamo el “engaño del ego”.

El Ego te engaña haciéndote creer que eres mejor que los otros, te nubla los sentidos y te desvía del verdadero sentido y propósito del liderazgo que no es otro que el de servir e influenciar positivamente a los demás. 

Cuando un líder es atrapado por el engaño del ego decrece aunque al principio crea que está creciendo. Pero es cuestión de tiempo para que sus propios seguidores se den cuenta de su error y pierdan entusiasmo por aprender y estar cerca de ese líder. Su liderazgo se diluye.

Por el contrario, cuando un líder sigue sirviendo con la misma energía independientemente de su título, su liderazgo se fortalece e incrementa y atraerá a más seguidores de forma natural.

A la gente le gusta estar cerca de un líder que se baja al nivel de ellos para escucharlos y entenderlos pero que mantiene su mirada alta para elevarlos y ver hasta dónde pueden llegar. 

No te dejes engañar por el ego. Esto demostraría que eres un líder de poco carácter, que cree que es el título lo que te hace un líder.

Si necesitas un título para que la gente te siga, te escuche o quiera estar cerca de ti, tu nivel de influencia es muy bajito.

Sé el líder que debes ser y aniquila tus egos.

Hasta pronto!

NOTA IMPORTANTE: Si éste Post te ha gustado y sientes que te ha ayudado, compártelo con tus conocidos, así me estarás apoyando a cumplir con parte de mi misión de inspirar a otros a liderar y con una de mis metas de llegar con este Blog a 10.000 personas en los próximos 2 años.

Foto: Foto: geralt


Acerca de Jose M Pujol H: José es un Conferencista de liderazgo y desarrollo personal con la misión de inspirar a otros a liderar. Su manera práctica, directa y sencilla de comunicar permite que los principios que enseña sean aplicados de inmediato por sus oyentes. Es el Director General de Catálisis Liderazgo, C.A., empresa enfocada en Potenciar el Liderazgo personal y organizacional para formar líderes de impacto que sean éticos, íntegros y de excelencia. Puedes seguir a José por Twitter y Facebook.

Anuncios

Liderazgo: Los líderes actúan sin demora!

Esta frase de Tim Ferris me inspira a ser mejor cada día: “Mañana se convierte en nunca. No importa que tan pequeña sea la tarea, toma el primer paso ahora”.

Todos sabemos lo que es postergar, que según el diccionario es – Dejar una cosa para hacerla después de otra que se tenía previsto realizar-.

A veces es difícil actuar ahora, por costumbre o cualquier razón o justificación, preferimos dejarlo para después; unos minutos más tarde, una hora más tarde, un día más tarde, o nunca…

Y así transcurre la vida, dejando de lado algunas cosas que nos gustaría hacer o que tenemos que hacer, por colocar algo en el medio que muchas veces no es prioridad como si lo fuese. Estamos postergando.

  • Hay varias razones para postergar:
  • Miedo a enfrentar algo.
  • Falta de claridad de lo que se quiere.
  • Inseguridad del resultado.
  • Hábito de esperar a que las condiciones seas perfectas.

Sea cual sea la razón, parecen válidas desde nuestra perspectiva, pero en el fondo sabemos que lo estamos postergando.

El inconveniente con este mal hábito es que nos perdemos de muchas buenas cosas que podrían pasarnos si decidiéramos hacer las cosas en el ahora.

Cosas como:

  • Abrir una empresa.
  • Llamar a un viejo amigo.
  • Hablar con algún familiar.
  • Abrazar a alguien que amamos.
  • Hacer alguna inversión que nos favorece.
  • Iniciar un emprendimiento.
  • Conocer a alguien valioso.

Y la lista podría seguir infinitamente…

Pero no…en vez de eso, decidimos seguir dejando para después lo que es evidente que nos favorece.

Los buenos líderes se caracterizan porque actúan en el ahora. No esperan un momento ideal. Sino que saben que los mejores resultados surgen cuando actúan. 

Actuar ahora es el mejor antídoto para mantener una vida vibrante y llena de energía. Una vida que nos inspira y que seguramente inspirará a otros.

Te equivocarás, cometerás errores, habrá gente que se burlará de ti y otra que te dirá que No lo hagas como si te estuviese salvando de algo catastrófico, pero lo mejor de todo es que aprenderás y estarás avanzando mucho más que el que nunca comenzó.

Anthony Robbins lo dice así: “No importa cuántas veces te equivocas o con que lentitud progresas, sigues estando muy por delante de los que ni lo intentan.”.

¿Qué tipo de persona quieres ser? Una que actúa o una que espera.

La vida y el mundo siempre olvidan a los que esperan demasiado, pero se emociona y apoya a los que actúan día a día con visión y determinación.

Sé el tipo de persona y líder que actúa sin demora!

…y sigue el consejo de Tim Ferris  “Mañana se convierte en nunca. No importa que tan pequeña sea la tarea, toma el primer paso ahora”.

¿Qué has estado postergando? Apunta y actúa!

Hasta pronto!

NOTA IMPORTANTE: Si éste Post te ha gustado y sientes que te ha ayudado, compártelo con tus conocidos, así me estarás apoyando a cumplir con parte de mi misión de inspirar a otros a liderar y con una de mis metas de llegar con este Blog a 10.000 personas en los próximos 2 años.

Foto: Foto: cocoparisienne


Acerca de Jose M Pujol H: José es un Conferencista de liderazgo y desarrollo personal con la misión de inspirar a otros a liderar. Su manera práctica, directa y sencilla de comunicar permite que los principios que enseña sean aplicados de inmediato por sus oyentes. Es el Director General de Catálisis Liderazgo, C.A., empresa enfocada en Potenciar el Liderazgo personal y organizacional para formar líderes de impacto que sean éticos, íntegros y de excelencia. Puedes seguir a José por Twitter y Facebook.

Liderazgo: Los buenos líderes son aprendices!

A todos los líderes les gusta aprender. Es una característica fija en cada uno de los buenos líderes. Siempre están conscientes de que pueden mejorar y aprender cosas nuevas, y por esta razón, siempre los verás creciendo.

Como les gusta aprender son humildes y al ser humildes, llegan a avanzar muchísimo más en sus vidas que cualquiera que sea un poco orgulloso.

Las formas de aprender de los líderes son muy variadas y sin prejuicios. Pueden aprender de un niño, un anciano, una revista de negocios, una película, un libro, la naturaleza, otras personas, su pareja, un programa de TV, etc.

La ventaja de ser un aprendiz es que puedes conocer nuevas formas de hacer las cosas y por tanto llegar a tus metas más rápido, sin tanto chocar con obstáculos que podrías evitar.

Algunos de los conceptos que conoces cuando eres un aprendiz son:

  1. Flow.
  2. MasterMind.
  3. Criptomonedas.
  4. Ingresos Pasivos.
  5. Ley de Atracción.
  6. Inteligencias Múltiples.
  7. Inteligencia Emocional.
  8. Inteligencia Financiera.
  9. Ley de rendimientos crecientes.
  10. El Cuadrante del Flujo del Dinero.
  11. Potencial de las Redes de Mercado.
  12. Trabajo Duro vs. Trabajo Inteligente.
  13. Etc, etc, tec, etc, etc, etc, etc, etc, etc, etc.

Por lo general, las personas que no tienen una actitud de aprendiz nunca conocen estos conceptos o los conocen muy tarde.

No leen revistas financieras o de negocios y por tanto no mejoran en sus finanzas o negocios.

No leen libros de cómo relacionarse mejor con las personas y por tanto, sus relaciones familiares y personales nunca son satisfactorias.

No se relacionan con personas diferentes a su círculo cercano y por tanto, nunca conocen cómo tras personas viven sus vidas cómo podría mejorar la suya.

No se abren a nuevas ideas y por tanto, siempre hacen lo mismo y bajo los mismos métodos.

Ser un aprendiz, lo cual repito, lleva implícito que sé es humilde, contiene muchas ventajas. Por eso los buenos líderes aprenden cada día algo nuevo. Aplican nuevos métodos, se abren a nuevos negocios, se arriesgan y crecen.

Me impresiona ver cómo personas como Richard Branson de 67 años, habla y da su punto de vista respecto a las Criptomonedas; quiere decir que está al tanto de los cambios tecnológicos, de los avances en los negocios y su futuro.

Me llama la atención ver cómo Tony Robbins, en sus redes sociales, comenta sobre los tres nuevos libros que está leyendo actualmente en una misma semana.

Los buenos líderes no se sacian de aprender. No se conforman con lo que “aprendieron” en la escuela, la universidad, o en los postgrados que tal vez alguno de ellos haya realizado.

Como decía el gran Jim Rohn “La educación formal te dará una vida, la auto-educación te dará una fortuna”. Se refería a que una vez que sales de la universidad, por ejemplo, deberías empezar a estudiar realmente, a leer, a aprender sobre cómo puedes mejorar tu propia vida.

Sal de tu zona de confort, aléjate de ella, escápate ahora mismo. No tienes tiempo. Es un suicidio intelectual quedarte sólo con lo que ya sabes y aprendiste en la universidad. Debes empezar a aprender de nuevo.

Si realmente quieres que tu vida mejore, si realmente quieres que tus relaciones personales mejoren, si realmente quieres que tus finanzas mejoren, tienes sí o sí, empezar a aprender de nuevo. 

No puedes quedarte en el conocimiento que ya tienes.

Si alguno de los conceptos que coloqué al principio de este Post te parece desconocido o nunca lo has escuchado o leído, tienes que ir corriendo a buscar más información sobre ellos porque estoy seguro que significarán un gran aprendizaje para ti que mejorará toda tu vida.

Hay libros, videos, material por internet que necesitas empezar a conocer…

…Así, que no te quito más tiempo, sé el líder que debes ser y sé un líder aprendiz!

Nota: No hagas caso a cualquier persona que te diga que esos conceptos no son tan valiosos. Sigue creyendo, sigue creciendo, sigue avanzando!

NOTA IMPORTANTE: Si éste Post te ha gustado y sientes que te ha ayudado, compártelo con tus conocidos, así me estarás apoyando a cumplir con parte de mi misión de inspirar a otros a liderar y con una de mis metas de llegar con este Blog a 10.000 personas en los próximos 2 años.

Foto: Foto: bormanp


Acerca de Jose M Pujol H: José es un Conferencista de liderazgo y desarrollo personal con la misión de inspirar a otros a liderar. Su manera práctica, directa y sencilla de comunicar permite que los principios que enseña sean aplicados de inmediato por sus oyentes. Es el Director General de Catálisis Liderazgo, C.A., empresa enfocada en Potenciar el Liderazgo personal y organizacional para formar líderes de impacto que sean éticos, íntegros y de excelencia. Puedes seguir a José por Twitter y Facebook.

Liderazgo: Los líderes se aíslan por un tiempo…!

Los líderes se aíslan. Es una verdad que no todos conocen. Pero el 99.99 % de los buenos líderes escogen un tiempo para estar solos, en silencio y reflexionar. Así es como se hacen mejores.

Por lo general se asocia al líder con una persona que está dirigiendo a otras personas y es así. Eso es parte de su labor. Se rodean de otros y los inspiran para hacer nuevas cosas, para concretar resultados, para apoyarlos y guiarlos a su mejor potencial.

Pero también a los buenos líderes les gusta estar a solas. Quieren pasar un tiempo pensando, reflexionando sobre sus decisiones, despejando su mente en otras cosas que no tengan que ver con su trabajo; ni con las personas.

John C. Maxwell dice: “Los líderes deben estar lo suficientemente cerca para relacionarse con su gente, pero lo suficientemente lejos delante de ellos para motivarlos.”.

Un buen líder buscará estar solo para poder:

  • Tener tiempo y espacio para meditar en su propio caminar.
  • Buscar las respuestas a sus preguntas.
  • Ver las situaciones desde otra perspectiva.
  • Despejar su mente y vaciarla de tanta información y así poder volver a llenarla con la que mejor le sirva y funcione.
  • Sentirse conectado con lo espiritual que ya está dentro de él.
  • Reducir su nivel de estrés.
  • Encontrar nuevas soluciones.

Entre las cosas que hacen los líderes para volverse a recargar, están:

  • Caminar rodeado de la naturaleza.
  • Caminar por la ciudad sin ningún destino fijo, observando, pensando, detallando lo que en el día a día pasa desapercibido.
  • Leer un buen libro.
  • Asistir a galerías de arte.
  • Observar el amanecer y/o el atardecer.
  • Observar las estrellas en una noche despejada.
  • Corren 3K o 5 K.

Todas estas son actividades que todos podemos hacer, sólo que los buenos líderes las hacen intencionalmente.

Ellos planifican hacer este tipo de actividades porque saben que son mecanismos para recargar sus baterías espirituales, emocionales, mentales y físicas. 

No necesitamos estar en Irlanda o en Ibiza para ver un atardecer espectacular, no necesitamos caminar por los Campos Elíseos de París, o el último libro del Gurú del momento para poder disfrutar de éstas sencillas cosas. Sólo necesitamos unas buenas ganas de querer hacerlo en cualquier lugar y momento.

Aparta un tiempo cada semana para aislarte. Estoy hablando de un aislamiento intencionado que te lleve a estar más cerca de ti. Lejos del bullicio cotidiano, lejos de las noticias y los grupos de Whatsapp, lejos de todo ese ciclón de información que presenciamos a diario y del cual formamos parte.

Aíslate, sepárate por un rato de la gente que te rodea, busca en esos tiempos de soledad pensar más en tu propia vida, en tus progresos, en tus visiones y tú propósito. 

Los buenos líderes se aíslan. Allí está parte de su secreto para estar frescos, vibrantes, llenos de energía y luz, que por supuesto, quieren derramar en otros y en sus proyectos.

Cuando notes que algún líder que conoces no está experimentando una vida radiante, o cuando te encuentres a ti mismo con un sentimiento de agotamiento y desgaste, lo más probable es que tanto ese líder así como tú, necesiten urgentemente aislarse por un tiempo, y unas horas al mes será suficiente.

Sal de la rutina y haz un paseo por el campo, por la ciudad, por una plaza, o lee un libro en un lugar donde sabes que no te interrumpirán, o escápate a una exposición de arte, pero hazlo sólo.

Serán unas citas especiales contigo mismo, con tu ser más profundo. Y con seguridad, de esos tiempos de aislamiento, saldrá siempre tu mejor versión. 

Sé el líder que puedes ser y aíslate conscientemente!

Hasta pronto!

NOTA IMPORTANTE: Si éste Post te ha gustado y sientes que te ha ayudado, compártelo con tus conocidos, así me estarás apoyando a cumplir con parte de mi misión de inspirar a otros a liderar y con una de mis metas de llegar con este Blog a 10.000 personas en los próximos 2 años.

Foto: Foto: Luz Adriana Villa


Acerca de Jose M Pujol H: José es un Conferencista de liderazgo y desarrollo personal con la misión de inspirar a otros a liderar. Su manera práctica, directa y sencilla de comunicar permite que los principios que enseña sean aplicados de inmediato por sus oyentes. Es el Director General de Catálisis Liderazgo, C.A., empresa enfocada en Potenciar el Liderazgo personal y organizacional para formar líderes de impacto que sean éticos, íntegros y de excelencia. Puedes seguir a José por Twitter y Facebook.

Liderazgo: Los líderes encuentran el camino!

No siempre se ve el camino que tenemos que escoger. Muchas veces está oscuro y confuso. Da miedo meterse y creemos que es mejor retroceder. Pero un líder no hace eso…

Un líder encuentra el camino. Puede que sea mejor quedarse donde está, porque es más cómodo, porque será más fácil, y porque no se meterá en problemas, pero esa no es la naturaleza del líder…

Un líder encuentra el camino. A pesar de que sea duro comenzar, a pesar de que le de miedo, a pesar de que otros (y muchas veces los más cercanos) no lo entiendan, a pesar de que sus propios pensamientos le digan que no, un líder sigue buscando por dónde meterse, porque eso es lo que hace un verdadero líder…

El liderazgo tiene que ver con encontrar el camino.

El camino puede significar:

  • Persistir un poco más.
  • Comenzar todo de nuevo.
  • Rodearse de mejores y nuevas personas
  • Aprender algo nuevo.
  • Leer un libro en específico.
  • Salir de la zona de confort.
  • Desaprender algo que dabas como cierto.
  • Alejarse o evitar a una cierta amistad. 
  • Comer más sano. 
  • Hacer más ejercicio. 
  • Ser más arriesgado. 
  • Emprender un nuevo negocio. 

Eso hace un líder, encuentra el camino que lo lleve a:

  • Alcanzar su propósito.
  • Lograr su sueño.
  • Llegar a un objetivo en específico.
  • Conquistar ciertas metas.
  • Ser más productivo.
  • Tener un mayor impacto.
  • Servir a más gente.

Lo que el líder se encentra en su camino no es relevante para él, está tan enfocado en aquello que quiere conseguir que busca las mil y una formas para superar cualquier obstáculo, porque sabe que lo más importante es que ya está en el camino que lo llevará a cumplir con su propósito.

Si en este momento te sientes atrapado sin saber qué hacer o dudando sí continuar, quiero decirte que eres un líder, y por ende, los líderes encuentran el camino.

Siempre habrá obstáculos. Siempre habrá dudas. Siempre habrá alguien que no esté de acuerdo. Siempre habrá temor. Siempre habrá una excusa. Siempre nos podemos justificar. Pero la verdad es que si eres un líder, puedes y debes, encontrar ese camino que te llevará a dónde quieres.

Mantente persistente, mantente con los ojos abiertos, mantente observando, mantente confiando, porque la vida misma te dará esa luz que haga falta para que logres ver ese camino y así empezar a transitarlo. 

Sé el líder que debes ser y encuentra el camino. Tu camino!

Hasta pronto!

NOTA IMPORTANTE: Si éste Post te ha gustado y sientes que te ha ayudado, compártelo con tus conocidos, así me estarás apoyando a cumplir con parte de mi misión de inspirar a otros a liderar y con una de mis metas de llegar con este Blog a 10.000 personas en los próximos 2 años.

Foto: Foto: Mikka Luster


Acerca de Jose M Pujol H: José es un Conferencista de liderazgo y desarrollo personal con la misión de inspirar a otros a liderar. Su manera práctica, directa y sencilla de comunicar permite que los principios que enseña sean aplicados de inmediato por sus oyentes. Es el Director General de Catálisis Liderazgo, C.A., empresa enfocada en Potenciar el Liderazgo personal y organizacional para formar líderes de impacto que sean éticos, íntegros y de excelencia. Puedes seguir a José por Twitter y Facebook.

Liderazgo: Cambia tus paradigmas!

Los paradigmas son un programa mental. Así de simple. Un programa que tienes instalado en tu mente y que vienes ejecutando de forma natural desde que eres niño.

Ese programa mental está integrado básicamente por cuatro programas:

1) La herencia genética: Toda la carga genética de los padres, se dice que en un 50% es transmitida a la generación que sigue. Eso quiere decir que si vienes de familias con una cierta forma de ser, tú serás parecido a ellos en tu forma de ser. Por supuesto no se da en el 100% de los casos, pero sí que una parte genética de la forma de ser de tus progenitores está en ti.

2) La forma de pensar de nuestros padres o personas que nos criaron: La forma de pensar, la forma de ver la vida, las creencias acerca de lo que es bueno o malo, las ideas o sentimientos acerca de la comida, la ropa, los gustos en general, todo esto se transmite a los hijos. Por eso cuando vemos a alguien a quien no le gustan las pizzas, muy probablemente se debe a que en su casa no comían muchas pizzas.

3) La sociedad o ambiente donde se haya criado: se refiere a todo el ambiente donde esa persona se crío, donde creció y se desarrolló. Este ambiente influye notablemente en al forma de pensar de una persona.

4) Las impresiones o experiencias fuertes: Toda experiencia o vivencia fuerte deja una marca en la persona. Si alguna vez, por primera vez, entró al mar en una hermosa playa, pero resulta que una gran ola lo tiró y revolcó, muy posiblemente le haya agarrado fobia a bañarse en el mar.

Pero ¿Qué sucede con los negocios, con la forma de relacionarse con las personas, con la pareja, con la forma de ver el dinero, las deudas, las oportunidades, los riesgos, el trabajo, la educación?

Cuando somos adultos lidiamos a diario con todas estas cosas, y si en nuestro programa mental (paradigma) tenemos limitaciones, pues nuestro día a día se va a ver afectado todas estas limitaciones.

¿Te ha pasado que quieres tener más dinero pero no sabes cómo hacer para obtenerlo? Te ofrecen buenas oportunidades de negocio pero por alguna razón las rechazas. O por el contrario, las aceptas pero constantemente cometes el error de asociarte con la persona equivocada.

También pasa con las relaciones de pareja ¿te ha pasado que siempre eliges a una persona muy conflictiva? O por lo contrario ¿rechazas constantemente a la persona correcta y eres tú la conflictiva?

¿Te ha pasado que recibes buenas cantidades de dinero pero así como el dinero llega a ti, igualmente se va y siempre estás pasando necesidades económicas?

Todas estas situaciones tienen que ver directamente con tus paradigmas. Hay allí, en tu mente, un programa mental que hay que verificar y reemplazar si es necesario. Sólo así podrás vivir la vida que realmente quieres y sueñas.

Según el experto Bob Proctor (uno de mis mentores virtuales), las dos  únicas formas de modificar un paradigma es cambiarlo por otro, por ese programa nuevo que tú quieres que se ejecute ahora, y repetirlo, repetirlo y repetirlo hasta que se enclave con firmeza en tu mente donde antes estaba el oro programa. 

Y la segunda forma es a través de experiencias personales con un impacto emocional. 

Para la primera forma, supongamos que quieres tener más dinero pero en el fondo no te crees capaz de lograrlo, porque tu sueldo es bajo, o tienes muchos gastos, etc.

Una forma sencilla de ir cambiando ese paradigma de creer que no puedes tener más dinero, es decir repetidamente durante el día una frase como “el dinero viene a mí de manera fácil y rápida”.

Aunque parezca sencillo y absurdo, es una de las mejores formas para que ese “nuevo programa mental” se vaya instalando en tu mente y verás que con el tiempo, casi sin darte cuenta, te empiezan a salir nuevas oportunidades de negocio. Si no cambias tu paradigma acerca del dinero, te pueden aparecer mil y unas oportunidades frente a ti pero simplemente no las verás porque en tu mente se está corriendo el viejo programa mental que te dice que es imposible tener más dinero.

Es así, que tú mismo, eres donde comienza y termina todo, el problema y la solución, el origen, la causa, el creador de tu propia realidad. Empieza a conocer la verdad de cómo trabaja tu mente y actúa en función de lo que te favorece y sólo así, podrás conseguir aquello que buscas, tus sueños.

Los paradigmas son como esa bisagra que da vuelta a todo. Están allí, en nuestra mente, la mayoría de las veces permanecen ocultos, hasta que te empiezas a preguntar por qué actúas de cierta forma, por qué te da miedo ciertos retos, y cómo pudieras mejorar.

Los paradigmas pueden hacer que literalmente pierdas buenas oportunidades de crecimiento personal, de crecer financieramente, de hacer buenos negocios, de conocer gente nueva con otro nivel de consciencia, de superar obstáculos y hasta de vivir una vida plena. Todo porque hay un programa en tu mente que te hace evitar tomar nuevos riesgos por miedo a fracasar.

Yo he tenido que superar gran cantidad de paradigmas, ideas pre-concebidas de cómo tenían que ser las cosas, las relaciones personales, el dinero, el trabajo.

Mis papás, aunque hicieron lo mejor que pudieron por darme una crianza sana y responsable, venían con muchas ideas y paradigmas que terminaron por frenar mi crecimiento, que literalmente cortaron muchas ilusiones que tenía cuando pequeño por esas típicas frases de “es que no tenemos suficiente dinero” o “la vida es difícil” o “vamos a ver si se puede” o “confiemos en Dios que lo podremos hacer”.

Aunque eran frases válidas, muy comunes de cualquier familia promedio, en el fondo son frases que están cargadas de temor, de pre-ocupación, de esperar que las cosas se resuelvan por sí solas, de dejar que Dios, hiciera todo, dejando toda la responsabilidad en un ser supremo y no verse a uno mismo como el responsable de los resultados.

Me tocó aprender duró, y más veces de las que hubiese querido, que es mejor trabajar de forma inteligente que trabajar duro. Entender que el dinero es fácil atraerlo si uno hace lo que realmente le gusta. Entender que puedo lograr cualquier cosa que me proponga si realmente me enfoco en eso con una mente clara.

Todo era cuestión de cambiar mis paradigmas, de ver la vida desde otra perspectiva, de empezar a insertar otro programa en mi mente, uno mejor que el que tenía por herencia genética o por la sociedad, o por los miedos que habían heredado mis padres de sus propias vivencias y que a su vez me habían heredado a mi sin darse cuenta.

Cuando cambias tus paradigmas cambias todo. 

Hay veces en que ese cambio se da un chasquido de dedos, pero otras veces, la mayoría, se dan progresivamente, mediante la repetición continua de sentencias positivas contrarias al viejo paradigma, y que dan paso a una nueva creencia, a tu nuevo  programa mental.

Puedes comenzar hoy mismo a identificar cuáles son esos paradigmas que te han detenido, frenado, paralizado, con temor, pero que ahora sabes que puedes cambiar y que ya sabes cómo hacerlo.

Es hora, tú hora de empezar una nueva vida, más llena de experiencias positivas y libre de miedos, eres libre para crear tu nueva vida.

Sé el líder que puedes llegar a ser y cambia tus paradigmas!

Hasta pronto!

NOTA IMPORTANTE: Si éste Post te ha gustado y sientes que te ha ayudado, compártelo con tus conocidos, así me estarás apoyando a cumplir con parte de mi misión de inspirar a otros a liderar y con una de mis metas de llegar con este Blog a 10.000 personas en los próximos 2 años.

Foto: Foto:  Pedro Ribeiro Simões


Acerca de Jose M Pujol H: José es un Conferencista de liderazgo y desarrollo personal con la misión de inspirar a otros a liderar. Su manera práctica, directa y sencilla de comunicar permite que los principios que enseña sean aplicados de inmediato por sus oyentes. Es el Director General de Catálisis Liderazgo, C.A., empresa enfocada en Potenciar el Liderazgo personal y organizacional para formar líderes de impacto que sean éticos, íntegros y de excelencia. Puedes seguir a José por Twitter y Facebook.

Liderazgo: El poder de Creer (disciplinadamente)!

Creer es poderoso. Es fundamental para lograr cualquier cosa que nos propongamos. Nos mantiene firmes en el camino que nos lleva a nuestros sueños. Crees es vital. 

Todos los grandes líderes de la historia han formado fuertes y sólidas creencias de que lograrían lo que se habían propuesto, sus creencias funcionaron como ese combustible que los hacía levantarse cada mañana con nuevas energías a pesar de que pudiesen estar agotados tanto física, como emocionalmente.

Sus creencias los mantuvieron perseverando, habían visto sus logros ya realizados tantas veces en sus propia mentes, que era imposible para ellas no verlos realizados en el mundo físico.

Creer es innato en el niño, para el que nada es imposible. Es cuando va creciendo que su mente se va achicando y moldeando a las creencias de otros y empieza a dejar de creer. 

Hoy día, en que mi país Venezuela, está atravesando una situación muy particular de desesperanza, apatía, nostalgia por el país que una vez fue, y muchos otros sentimientos más, se hace vital avivar esa creencia dentro de cada uno de que esos sueños que se tienen sí son posibles aún en medio de éstas circunstancias.

Aunque coloco a Venezuela como ejemplo, independientemente del país en que vivas, las creencias son internas y no dependen para nada de las circunstancias externas, por tanto, cuando son lo suficientemente fuertes, lo empoderan a uno, y uno se siente capaz de hacer todo lo éticamente necesario para ver sus sueños realidad.

La fórmula para adquirir una creencia fuerte en que sí se puede lograr lo que uno quiere, necesita de afinadas estrategias que nos ayudarán a fortalecer esa creencia a diario, algunas son:

  • Claridad exacta de lo que se quiere.
  • Diaria visualización mental de eso que se quiere.
  • Lectura diaria (memorización) de declaraciones positivas en sentencia presente.  
  • Visualización diaria de Cartelera de Sueños donde estén reunidas esas imágenes de eso que se quiere en la vida. La mente trabaja con imágenes y hacer esto cada mañana al despertar y cada noche antes de acostarse, potenciará tu creencia interna poderosamente.
  • Escribir la propia visión personal y leerla cada día varias veces. 
  • Repetición continua de las cinco estrategias anteriores. 

Cuando se quiere seriamente esos sueños que uno anhela, es de vital importancia realizar de forma consciente y disciplinada cada una de las estrategias anteriores y toda aquella acción que ayude a fortalecer esa creencia interna que se tiene.

Si no se hiciera así, las mismas preocupaciones cotidianas de la vida nos desviarían muy fácilmente de todo eso que queremos lograr.

La razón por la que son pocas las personas que logran la vida de sus sueños, es principalmente porque se mantienen enfocados y sobretodo, creyendo, en eso que quieren lograr, utilizando estrategias como las antes mencionadas. 

La mayoría, por lo contrario, no tienen la disciplina ni la fuerza de voluntad, para practicar a diario esas pequeñas estrategias.

Creer es poderoso, y cuando refuerzas tus creencias con métodos que van directamente dirigidos a influenciar tu subconsciente, esas creencias se hacen tan poderosas que te vuelves imparable. 

La gran pregunta es, ¿Vas a formar la disciplina necesaria para practicar estrategias que fortalezcan tus creencias? o ¿Vas a dejar que las circunstancias externas determinen hasta dónde llegan tus logros?

Si vives en Venezuela, ¿Vas a dejar que la situación particular inunde tu mente con pensamientos de derrota y desesperanza? o ¿Te vas a levantar cada mañana una hora antes para trabajar disciplinadamente en tus creencias?

Sé el mejor líder que puedes llegar a ser y Cree, porque como lo dijo el gran Jesuscristo…para el que cree todo es posible!

Hasta pronto!

NOTA IMPORTANTE: Si éste Post te ha gustado y sientes que te ha ayudado, compártelo con tus conocidos, así me estarás apoyando a cumplir con parte de mi misión de inspirar a otros a liderar y con una de mis metas de llegar con este Blog a 10.000 personas en los próximos 2 años.

Foto: Foto: Armando Torrealba


Acerca de Jose M Pujol H: José es un Conferencista de liderazgo y desarrollo personal con la misión de inspirar a otros a liderar. Su manera práctica, directa y sencilla de comunicar permite que los principios que enseña sean aplicados de inmediato por sus oyentes. Es el Director General de Catálisis Liderazgo, C.A., empresa enfocada en Potenciar el Liderazgo personal y organizacional para formar líderes de impacto que sean éticos, íntegros y de excelencia. Puedes seguir a José por Twitter y Facebook.