¿Eres un Profersonal?

¿Qué es un Profersonal? Esta palabra compuesta surgió de la inquietud que me inundaba cuando escuchaba hablar de vida profesional y vida personal. Mi respuesta era siempre: ¿Acaso son dos vidas? Generalmente se hace referencia a dos vidas: Una la que se hace fuera del hogar y la otra que comienza cuando entras a él. En la primera, estás en tu trabajo, allí te desenvuelves, eres conocido y llevas a cabo tus tareas, eres responsable (tienes peligro de que te despidan) y alcanzas tus sueños como profesional. En la del hogar, "habitas" y allí se supone que deberías ser tan responsable como en el trabajo.
  Pero la realidad es que muchas personas son de una manera en su hogar pero muy distintas fuera de ella. Se logran ver casos de mayor responsabilidad dentro del trabajo que en los hogares. Profesionales excelentes pero pésimos padres, esposos y/o amigos.
 
Creo que deberíamos revisar la manera como estamos llevando nuestra única vida y decidirnos mejorar en aquellas áreas que así lo ameriten. Lo ideal será que seamos una misma persona dentro del hogar y fuera de él. La misma habilidad para responder, la misma disciplina, transparentes y vulnerables. Con ánimos a ayudarse mutuamente y no a colocar obstáculos a los demás. De la misma manera como no colocaríamos un piedra para que nuestro hijo se tropesarse así debería ser en el ambiente de trabajo.
 
La realidad es que todo lo que pase en el hogar afectara de manera directa el ánimo con que se desarrolla el trabajo y viceversa. Podemos tratar de ocultar que esto es cierto, con una enorme sonrisa al llegar a la oficina, pero todos sabemos que es así. Por ser una vida única se ve afectada por cada área de crecimiento. La desmotivación empieza a aparecer en la organización aún cuando el beneficio económico es saludable, conflictos personales entre colaboradores, resentimientos con el jefe y un sin fin de situaciones que tienen su origen en el malestar interior.
Así mismo en el hogar. Esposos pensativos con la mirada distraída en cuestiones sucedidas en la oficina, hijos que esperan la atención de un Padre para que les lleve a jugar, etc.
 
Ni las organizaciones ni los hogares deberían pagar las consecuencias de nuestro malestar interior. Pero si mantenemos la idea de vidas separadas no buscaremos maneras de resolver las situaciones que se presentan. Los(as) Jefes deben conocer en cierta medida la situación familiar de sus colaboradores. Esto les daría mayor sensibilidad para decidir con respecto a sus horarios laborales y ser más flexibles. Los esposos(as) deberían estar al tanto de las situaciones de presión en el trabajo.
 
Estoy convencido de que es poco inteligente separar ambas vidas ya que esto acarrea más conflictos que soluciones. Un Jefe puede dar soluciones prácticas, una esposa(o) también.
Seamos entonces Profersonales, manteniendo nuestra actitud, creencias y valores tanto dentro como fuera de nuestros ambientes de trabajo.
 
Las organizaciones lo valoraran y mucho más nuestras familias!.
 
 
 
 
 
 
 
 
Anuncios

Hola! deja tus comentarios, me serán muy útiles!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s