Liderazgo: ¿Es de los líderes que se excusan?

El liderazgo demanda una responsabilidad mayor que para un seguidor. No porque el seguidor no tenga sus propias responsabilidades sino que los líderes son tomados como ejemplos a seguir.

Sea el ámbito que sea: organizaciones, empresas, comunidades, etc. a los líderes se les tiende a exigir más ya que se supone están allí para mostrar el camino a seguir y no solo mostrarlo sino modelar el cómo transitar ese camino.

Muchas veces por la presión que implica esta posición, los líderes terminan auto justificándose y excusándose por reacciones o decisiones tomadas que no reflejan la aprobación de su equipo. 

Frases como “Yo soy el líder” o “Es que yo hago las cosas así” se cuelan en las explicaciones que deben dar ante su gente en alguna reunión sea esta formal o informal.

Pero ¿Cómo saber si es una decisión acertada realmente? ¿Cómo discernir si es basada en la experiencia o una excusa? ¿Cómo saber si eres un líder que se excusa?

Aquí te dejo 3 tips para saber si estás usando tu posición para excusarte:

1) ¿Eres el único que ve “el gato”?

Hace varios años atrás estuvieron de moda cuadros que al mirarlos fijamente por algunos minutos podía distinguirse una figura detrás del paisaje evidente. No todos la veían pero al estar observando estos cuadros con detenimiento se lograba ver la figura que resultaba ser común a todos. Sin embargo, siempre aparecía alguien que decía algo como: “si…lo veo…es un gato!”, a lo que el resto de la gente exclamaba: ¿Qué?…Resultaba que esa persona era la única que veía “el gato”.

Muchos líderes utilizan su posición para defender argumentos que
solo ellos ven con claridad. Hacen hincapié en su experiencia y años de servicio para validar decisiones que ante los ojos de su equipo no son las más acertadas. El equipo desiste en sus sugerencias y termina distanciándose, al menos emocionalmente, de su líder.

Si eres el único que está viendo “el gato” tal vez sea el momento de hacer una pausa y escuchar más a tu equipo. 

2) ¿Usas muchas veces la frase “es que yo”?

Dicen que por la forma de hablar se conoce cómo es realmente una persona. El experto en motivación Zig Ziglar y su hijo Tom lo dicen claramente: “Si alguien tiene que decir lo bueno que es en cada paso del camino, probablemente no lo es”. @TomZiglar

El Yoísmo nunca ha sido un valor bien visto desde las generaciones antiguas y tampoco lo es ahora. El líder tiene la experiencia, los años dentro de la organización, ha pasado por diversas situaciones complicadas, pero no le deja fuera de caer en centrarse tanto en sí mismo que se cierra ante la opinión de los demás.

Los colaboradores primeramente, son los que se debe escuchar, sin dejar por fuera a proveedores, clientes, socios, accionistas y expertos en el área. Por supuesto, no dejar nunca de lado lo que pueda aconsejar la familia.

3) ¿Eres de los que exprime al máximo las naranjas?

Qué sabroso es tomar un buen jugo de naranja natural por la mañana. Uno se siente con energía listo para salir y aportar valor a los demás!. Pero que desagradable es cuando pruebas un jugo que sabes está amargo debido a que se han exprimido demasiado las naranjas. El verdor de la concha ha pasado al jugo. Su sabor queda adulterado y el gusto ya no es igual.

Hay líderes que al verse presionados por las decisiones contradictorias que han tomado, no solo se excusan sino que ejercen una presión adicional sobre su equipo y sobre ellos mismos. 

Son los líderes que animan a su gente a quedarse una hora más en la oficina con el fin de adelantar el trabajo y así quedar absueltos de toda culpa y responsabilidad ante las decisiones que han tomado y de las cuáles tratan de excusarse. Simplemente están exprimiendo demasiado las naranjas de lo que deberían.

El buen liderazgo no es el que presiona a fin de ganar, de forma egoísta, un argumento o decisión. Es algo que debe ser natural y en pro de los beneficios del equipo y de la organización. La inseguridad de los líderes los lleva a no reconocer sus errores para no descalificarse delante de su gente. Sin embargo, un líder que sabe reconocer cuándo se ha equivocado y lo hace en público delante de su equipo obtendrá mucho más compromiso y lealtad del que imagina. 

Éste es el tipo de líderes que necesitamos, que no se excusa sino que
sabe caminar íntegramente como un modelo a seguir por su gente!

Anuncios

Hola! deja tus comentarios, me serán muy útiles!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s