Liderazgo: Haz que tu pequeña empresa crezca en la crisis!

La mayoría de las empresas que mueven la economía de un país están en la categoría de las MiPyMEs (Micro, Pequeñas y Medianas Empresas). El número de trabajadores puede ir desde 5 hasta 300 ejerciendo diferentes funciones y prestando servicios que en la mayoría de las veces son de apoyo fundamental para las grandes empresas. Es válido decir que sin éstas empresas sería imposible para cualquier estado  poder cubrir la cuota de empleos y las necesidades de la población. Son realmente piezas claves del crecimiento y progreso de cualquier país.

Sin embargo, así como un pequeño velero en medio del mar es más susceptible de hundirse por el azote de una tormenta que un gran barco, las pequeñas empresas están más propensas a irse a la quiebra cuando las crisis económicas ahogan su día a día. Para los pequeños empresarios es un gran reto mantener a flote sus empresas, sorteando diversos obstáculos y quedando muchas de ellas ancladas en la orilla sin posibilidades de volver a levantar anclas.

¿Cómo hacer para que una PyMEse mantenga a flote? ¿Cuál es la receta, si la hay, para que un pequeño empresario pueda avanzar y crecer? ¿Cómo puedes hacer tú para que tu empresa no quede anclada en la orilla?

Aquí te dejo 3 Tips para que tu pequeña empresa crezca en la crisis!

1) Aprovecha tu movilidad! 

La naturaleza muestra con claridad que los animales pequeños tienen mucha mayor movilidad que los grandes. No tarda el mismo tiempo un elefante en llegar a un estanque de agua que un leopardo. Así mismo pasa con las empresas pequeñas. Su estructura organizativa sencilla sin paredes de numerosos departamentos y varias capas de cargos que traspasar hacen que las decisiones se tomen más de prisa que lo que sucede en las grandes organizaciones. Está flexibilidad que les da su estructura es un elemento clave que les ayuda a cambiar rápidamente si el mercado así lo requiere.

Para las grandes empresas les es difícil cambiar de dirección rápidamente. Les sucede como al gran Titanic que por su gran tamaño y peso tardo en cambiar de dirección a tiempo. Para una pequeña empresa es mucho más fácil dejar de lado un producto o servicio si éste depende solo de pocos colaboradores y fijar su mirada en otro servicio más necesario por sus clientes.

2) Aprovecha tu cercanía!

¿Cuántos de nosotros hemos llamado a un servicio de atención al cliente de Coca-Cola? Estoy seguro que muy pocos! la mayoría de nosotros no nos tomamos la molestia de hacer una llamada a un servicio de atención al cliente de una gran empresa u organización. Lo que prevalece en nuestra mente es que seguramente no resolverán el problema que queremos plantear. Las vemos distantes y “ocupadas” como para atender una llamada o queja. Hay sus excepciones por supuesto! Por otro lado, las pequeñas empresas pueden aprovechar la cercanía con sus clientes, esa comunidad que han venido construyendo paso a paso con el tiempo y tomar cada sugerencia, cada queja u observación y capitalizarla como una estrategia eficaz para mejorar y ofrecer un mejor servicio.

Pueden plantearse hacer pruebas de productos/servicios y recoger información valiosa sobre la receptividad que han tenido con sus clientes. Rectificar si es necesario y continuar probando estrategias a pequeña escala con costos reducidos hasta llegar a la mejor solución.

3) Aprovecha tu rapidez!

En las empresas pequeñas es costumbre actuar de inmediato cuando el líder o gerente dice qué es lo que se debe hacer. No se toma tiempo para organizar un comité y evaluar cuál será la decisión más idónea. Generalmente si  el líder decide algo se ejecuta y punto. Si sale bien, perfecto! en caso contrario se ajustan las cosas y se vuelve a actuar! Me gusta mucho la frase del empresario H. Ross Perot  con respecto a esto: “Si usted ve una víbora, simplemente mátela. No designe un comité para serpientes”. Más claro no podría ser. Muchas veces las grandes empresas tardan no tanto en tomar una decisión sino en su ejecución.

El ímpetu de la acción de las pequeñas empresas viene de la mano con ellas. Son más dadas a actuar cuando hay que hacerlo y menos en realizar extensas planificaciones que posiblemente no se ejecuten del todo.

Las crisis afectan a grandes y pequeños. Todos son movidos por el terremoto que producen las crisis económicas. Si tú eres alguien que está sacando adelante una pequeña empresa puedes aprovechar tu agilidad, tu cercanía y tu rapidez para atravesar la crisis y hacer que tus clientes te tengan presente en su mente!

Una pequeña empresa bien enfocada puede llegar a ser un velero que sabe exactamente a dónde va y le será muy difícil hundirse o quedarse en la orilla observando el mar. Tal como decía la especialista en matemáticas Grace Hopper “Un barco se encuentra seguro en su amarra del puerto. Pero no ha sido construido para eso sino para hacerse a la mar”. 

Se el líder que debes ser y haz que tu pequeña empresa crezca en la crisis!

¿En una escala del 1 al 10 cuánta movilidad, cercanía y rapidez consideras que tienes?

Anuncios

Hola! deja tus comentarios, me serán muy útiles!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s