Liderazgo: Potencia tu influencia en 3 “rudos” pasos!

Para los líderes no es nada fácil hacer crecer su nivel de influencia. Una vez que han llegado a una posición de liderazgo pueden quedarse allí estancados y lo peor es que muchas veces no se dan cuenta. El tiempo va pasando y en algún momento se percatan que ya su impacto en su gente no es igual que al comienzo. Es algo que se siente en el ambiente, el clima laboral ha dejado de ser “chispiante” y no se percibe la misma energía que en otros años.

Potenciar la influencia no es algo que se logra con métodos o técnicas especiales. No se trata de recetas donde agregas esto y aquello y ya el plato esta listo. Un líder mejora como líder solo si se propone conscientemente a esto.  Es un proceso que lleva tiempo y esfuerzo y que en ocasiones puede llevar el carácter del líder hasta el límite de querer dejar de lado ese proceso y esperar que las cosas mejoren por sí solas.

En este post quiero dejarte solo 3 “rudos” pasos que debes dar si decides Potenciar tu influencia!

1) Decide empezar! 

Como todo en la vida hacer crecer el nivel de liderazgo empieza con una decisión. Se debe ser consciente de lo importante que significa potenciar la influencia sobre la gente si se quiere que la organización crezca a un nivel superior. Es una responsabilidad que es tarea del líder ya que si él no lo hace nadie lo hará por él. El liderazgo no es algo que se pueda delegar. Eres el líder o sencillamente no lo eres. La gente a tu alrededor espera que lo hagas y que busques ser mejor líder de lo que hasta ahora has sido.

Aceptar que sí se puede mejorar y cambiar aquellas actitudes que no favorecen al equipo de trabajo ni a la organización harán que el ambiente se vuelva más dinámico y enérgico para disfrutar del trabajo. Por supuesto, cambiar no es algo que se logra de la noche a la mañana. Debes tener paciencia y saber que es algo difícil que llevara tiempo. Puedes comenzar leyendo algunos buenos libros de excelentes autores en el área que deseas mejorar: Cómo delegar, cómo resolver conflictos, cómo manejar las emociones y ser empático, cómo se un mejor comunicador. Tal vez debas pasar otros 21 días retomando ese viejo hábito que has perdido de la lectura disciplinada.

Un libro que siempre me gusta recomendar es del Dr. John C. Maxwell “Las 21 leyes Irrefutables del Liderazgo”. Te hará recordar muchas cualidades que seguramente has olvidado!

2) Abraza la disciplina!

Cuando se habla de disciplina para muchas personas puede sonar algo incomodo. Lo cierto es que a la disciplina se le ha dado una mala imagen que hace que se deseche antes de haberla utilizado. Pero la realidad es que es la herramienta más utilizada de los grandes astros del deporte. Ninguno de ellos ha logrado sus records por dedicarse a practicar solo los días de la semana que se sentía bien o que querían hacerlo. Toni Nadal, tío y coach de Rafael Nadal,  actualmente número 2 del tenis mundial, y clave en la carrera deportiva de Nadal dijo en una oportunidad: “Yo creo que a la felicidad se llega antes por el trabajo y la disciplina”. Es evidente que llegar lejos es un proceso constante, día tras día, horas tras horas de ejercicios y practicas donde la dificultad para mantener el ritmo ha sido permanente. Dice el experto en liderazgo Zig Ziglar “Es el carácter lo que nos saca de la cama, el compromiso lo que nos pone en acción y la disciplina nos permite seguir adelante”.

Sin disciplina no podemos esperar llegar a hacer una diferencia significativa. Se necesita de ella para tomar ese libro a diario y seguir capítulo a capítulo. Se necesita disciplina para dedicarse mínimo 30 minutos diarios a ejercitar el cuerpo. Sabiendo que esto liberará la adrenalina necesaria para estar enérgico durante el día entero y hacer frente a los desafíos de la organización. Y por supuesto se necesita mucha disciplina para mantenerse enfocado en lo verdaderamente importante y no dejarse distraer por los aspectos urgentes que nunca faltan en la oficina. Es por esto que para potenciar tu influencia con la gente debes ser el primero que abrace la disciplina!

Si deseas comprobar lo crucial que es la disciplina en nuestra vida, te animo a ver este video de TED de solo 06 minutos que estoy seguro te impactará! http://www.ted.com/talks/lang/en/joachim_de_posada_says_don_t_eat_the_marshmallow_yet.html

3) Manten el ritmo! 

No hay nada más desagradable para los colaboradores de una organización tener que aguantar a un líder que cambia su temperamento con la misma frecuencia con que cambia el clima del día. Un día es el mejor líder: saluda a todo el mundo, ayuda a sus colaboradores cuando presentan problemas, los escucha atentamente, entre otros. Pero sin esperarlo, al día siguiente se comporta como el propio “jefe” del siglo pasado donde lo único importante es el dinero que entra en caja.

Mantener el ritmo implica que el carácter del líder es uno solo. La gente sabe qué esperar de él y no tiene ambigüedad con respecto a sus reacciones sea cual sea la situación. Pero para mantener el ritmo necesario para beneficiar a la organización el líder debe primero mantener el ritmo internamente. Esto significa que ha pasado tiempo a diario consigo mismo para identificar cuales son las prioridades tanto personales como organizacionales. Que conoce cuales son sus debilidades y busca que su equipo las complemente. Un líder que es honesto con respecto a sus capacidades y con respecto a sus fortalezas. Y lo interesante de esto es que para mantener el ritmo se logra por medio de la disciplina!

Ser constante en mantener el ritmo es difícil. Llegarán momentos donde la montaña será demasiado empinada como para escalarla. Pero es allí donde los buenos alpinistas, toman tiempo para descansar, y seguir adelante cuando sea el momento. Nunca en su mente está la idea de desistir. Al líder le toca hacer una pausa y reflexionar para luego continuar con las metas planteadas!

Potenciar la influencia es una tarea ardua. Implica tomar la decisión de comenzar y modificar patrones diarios para añadir hábitos nuevos que solamente se logran con disciplina. Generalmente nos acostumbramos a la comodidad que tenemos en nuestro liderazgo actual. Pero si queremos ser mejores líderes debemos ir un paso más allá y hacernos a nosotros mismos mejores.

Se el líder que debes ser y empieza a potenciar tu influencia con estos prácticos pero rudos 3 pasos!

¿Cuál de lo 3 pasos sientes que te cuesta más?

Anuncios

Hola! deja tus comentarios, me serán muy útiles!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s