Liderazgo: ¿Piensas (seriamente) montar tu propia empresa?

 Montar una empresa propia no es tarea fácil. Desde los comienzos de los siglos de la vida han habido (y seguirán habiendo) personas que se lanzan en la “aventura” de crear sus propias empresas buscando satisfacer sus deseos de aportar algo a la humanidad. Algunos con un sentido de servicio, otros por las ganancias económicas que esta labor les generará y por supuesto otras muchas diversas razones.

Para aquellas personas que piensan dejar su trabajo actual para empezar una empresa propia puede resultar muy difícil tomar esta decisión. No es algo que se puede hacer de la noche a la mañana. Es necesario estar muy seguro de este paso e irse preparando con anticipación si es que se piensa seriamente montar una empresa propia.

Aquí quiero dejarte solo 3 ideas que debes consultar bien con la almohada antes de lanzarte en tu viaje empresarial!

1) ¿Cuáles son tus dones? 

Las mejores empresas en el mundo fueron fundadas por personas que lograron identificar sus dones y talentos naturales con aquello que querían hacer. Walt Elias Disney es un buen ejemplo de esto. Él tenía un sueño que lo guiaba en sus decisiones. Algo dentro de él que lo impulso a crear el parque de atracciones más grande y famoso del mundo. Así otros líderes que podemos recordar lograron lo que lograron porque de una u otra manera supieron alinear sus dones con sus deseos. Montar una empresa va más allá de una buena idea de negocios. Si no forma parte de los dones naturales que se tienen, muy difícilmente permanecerá en el tiempo. En los momentos difíciles, que siempre llegan, es esa motivación interna que es energizada por los dones lo que te alentara a seguir adelante con la empresa que has montado.

Si estás pensando seriamente montar tu propia empresa, toma muy en cuenta conocer cuáles son tus dones y escoge un negocio, empresa u organización que tenga que ver con ellos.

Te recomiendo +100% dar un vistazo a este video de Simon Sinek en TED sobre las razones profundas por las cuáles montar una empresa. Puedes chequearlo Aquí.

2) ¿Cuál es el nivel de tu pasión? 

Una baja pasión te llevará a resultados mediocres. En cambio, una alta pasión por lo que haces te llevará a hacer mucho más de lo que te crees capaz. La pasión aquí es clave! Sin pasión la gasolina se acaba. El entusiasmo se torna gris y la visión se desvía. Antes de montar tu propia empresa revisa muy sinceramente si tienes la pasión necesaria para mantenerte enfocado todo el tiempo que tomará que tu empresa se consolide en el mercado.  Si es una empresa que esta ligada a tus dones, una alta pasión te ayudará a permanecer energizado el tiempo necesario. Los momentos de dudas, las personas que te desaniman, los gastos y costos implicados, todo esto y mucho más vendrá en cualquier momento y necesitarás una gran pasión para mantener tus ojos en la mira hasta alcanzar tus metas.

Recuerda que los grandes empresarios no llegan a ser lo que son por lo económico solamente sino porque les apasiona lo que hacen!

3) ¿Cómo te sostendrás económicamente mientras tanto? 

Este punto es crítico. Si no tienes ninguna fuente de ingresos y estás pensando en montar tu propia empresa dejando atrás tu trabajo actual, puede ser una decisión muy arriesgada y dejarte mal parado. Lo ideal es que vayas “cocinando la idea”, es decir, pensándola paso a paso mientras va agarrando forma sin dejar a un lado tu fuente de ingreso actual. Esta fuente de ingreso es lo que te ayudará a montar la empresa que tanto deseas para ser independiente. Los sueños y deseos no se logran en un abrir y cerrar de ojos. Llevan tiempo, esfuerzo y también una gran dosis de inteligencia. No creas que por pensar que tu idea de negocio es muy buena será como dar un tiro al suelo. En este aspecto hay que ser muy cuidadoso y no tomar riesgos sin antes haberlos calculado. Tampoco es aconsejable que lo pienses en demasía porque si es así nunca te lanzarías a montar tu propia empresa. Es un equilibrio que debes aprender a  manejar y cuando consideres que ya estás listos…lánzate!

Decidir (seriamente) montar una empresa propia es un acto de valentía. Implica dejar atrás una forma de vida y enfrentarse con los desafíos (no pocos) de valerse por su propia cuenta. Más que una aventura, que muchas veces duran poco, se trata de un largo viaje que debes disfrutar desde el primer momento. Por supuesto durante el viaje habrán aventuras que atravesar, algunas de más riesgos que otras, pero la verdad es que la satisfacción que sentirás de ser independiente, logrando tus propios sueños vale la pena!

Sé el líder que debes ser y decide montar tu propia empresa escogiendo algo que este ligado a  tus dones, teniendo una alta dosis de pasión y evaluando cómo te sostendrás mientras que tu empresa se sostiene por sí misma!

¿Estás pensando seriamente montar tu empresa? ¿Qué tipo de empresa quieres montar y por qué? 

Anuncios

Hola! deja tus comentarios, me serán muy útiles!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s