#Liderazgo: “¿Te atreves a dar consejos a tu líder?”

Consejos al líderDar consejos no es fácil. Por un lado se debe ser muy cuidadoso a la hora de aconsejar a alguien y por otro lado no muchos de nosotros estamos ansiosos de recibir consejos.

Somos orgullosos por naturaleza. Tendemos a creernos los mejores. No es algo por lo cual debamos esforzarnos. La humildad es contraria. Necesitamos esforzarnos para ser humildes y cuando lo conseguimos se nos pueden abrir muchas puertas.

Pero si ya de por si es complicado dar consejos a nuestros conocidos imagina dar consejos a nuestro jefe o líder. No es que sea imposible pero si es importante saber cómo hacerlo de modo que el consejo sea escuchado y más aún esté dispuesto a colocarlo en práctica si lo considera oportuno.

En este Post quiero comentarte solo 3 ideas que creo son claves si te atreves a dar consejos a tu líder!

1) Espera el momento oportuno! Momento oportuno

En la mayoría de las veces no se trata de si el consejo es bueno o malo sino del momento en que queremos darlo.

Saber cuándo es mejor hablar o callar es clave si queremos que el consejo cale en nuestro líder.

Los líderes por lo general están con un montón de ideas en su mente. Cosas que faltan por hacer, proyectos por concretar, negociaciones trancadas. Dinero escaso para seguir avanzando. Muchas imágenes pasan por su cabeza y es por esto que debemos escoger muy bien el momento en que podemos darle un sabio consejo.

Lo ideal sería dar un consejo cuando nuestro líder nos lo pida. Pero como esto puede llevar su tiempo, tal vez nos toque pedir permiso para ofrecer una idea que consideramos poderosa y que puede ayudar a la empresa.

Pero si aun así no hemos podido dar nuestro consejo, nos tocara darlo en el momento idóneo para ser escuchado.

Puede ser cuando nuestro jefe está relajado tomando su café. Otro momento podría ser al llegar temprano por la mañana cuando lo fuerte del día aún no ha comenzado. O si es posible, en el club cuando todos están charlando de manera distendida.

Saber cuál es el momento ideal es algo que te toca a ti descubrirlo. Pero lo que si te puedo decir es que no se te ocurra hacerlo cuando la tensión en el trabajo es alta y/o cuando sientes que no tienes mucho tiempo para explicar la justificación de tu consejo.

2) Busca dar en el blanco!

Dar en el BlancoHay consejos que no son oportunos y también están aquellos que no dan en el blanco. Que en vez de ayudar realmente lo que hacen es confundir y por ende ser rechazados.

Cuando se trata de aconsejar a nuestro líder lo mejor es dar en el blanco. Enfocarnos en aquello que creemos puede ser de ayuda para el trabajo.

Muchas veces los líderes están tan enfocados en sus prioridades que pierden de vista otros aspectos importantes del negocio.  Como muchos ojos ven más que solo dos es allí donde entras tú para ser de apoyo y ofrecer consejos en las áreas que tu líder pueda estar olvidando.

Se trata de identificar esos puntos del trabajo que puedan significar atascos y encontrar posibles soluciones dadas como consejos. Las soluciones nunca caen mal y lo más seguro es que tu jefe o líder las aprecie.

3) Sigue construyendo puentes de confianza! Líderes de confianza

La confianza es clave. Sin ella es imposible que la gente pueda escuchar y mucho menos aceptar un consejo.

Si lo pensamos por un momento los consejos que mejor hemos aceptado son aquellos que han venido de personas a quienes apreciamos y tenemos una fuerte confianza.

Seguir construyendo puentes de confianza significa seguir siendo diligentes para servir, para ser proactivos y para estar dispuestos a dar la milla extra.

Un líder siempre notará cuando un colaborador está comprometido con la organización y tomará en cuenta lo que tenga que decir.

La confianza que se ha creado facilita que su consejo sea escuchado y valorado. No quiero decir que otros consejos de otras personas no deban tomarse en cuenta sino que los consejos dados por alguien a quien también le duele la empresa serán más fáciles de ser recibidos.

Aconsejar a nuestros líderes no es algo tan fácil. Se necesita una sólida confianza si queremos ser escuchados y lograr que nuestros consejos se coloquen en práctica si resultarán ser lo mejor para la empresa.

Pero si se espera el momento oportuno y se busca dar en el blanco será más fácil que los consejos lleguen hasta donde queremos.

Por otro lado, no debemos pensar que porque sea difícil dar consejos a las personas, y en especial a los líderes, éstos no los necesiten.

Por lo general ellos están esperando recibir opiniones y puntos de vista de sus colaboradores y no sentir que están solos luchando con los problemas. Así que muy probablemente cuando aportes algún consejo será bien recibido.

¿Qué tan frecuente das consejos a tus líderes?

¿En qué momento consideras que es mejor dar una opinión?

Deja tus comentarios y seguimos conversando!

Hasta la próxima!

Anuncios

Hola! deja tus comentarios, me serán muy útiles!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s