#Liderazgo: ¿Estás pensando renunciar? Revisa esto primero!

Empleados que renuncianCreo que todos en algún momento hemos pensado en renunciar a alguno de nuestros trabajos.

Somos humanos. Nos aburrimos. Empezamos en una actividad laboral con entusiasmo y luego de unos años (o meses) queremos dejarlo porque ya no nos gusta o no es lo que esperábamos.

Renunciar es una decisión que no hay que tomar a la ligera. Por más seguros que creamos que estamos, es bueno siempre tomarse un tiempo antes de llevar esta idea a cabo. Muchos son los que después de haberlo hecho se han arrepentido dándose cuenta de que no fue la mejor decisión.

Si eres una de esas personas que lo ha estado pensando quiero dejarte 3 ideas que puedan ayudarte a tomar la mejor decisión!

1) Piensa en cómo era tu situación antes! Pensar en el pasado

Recordar cómo era cuándo no tenías ese trabajo puede darte pistas de qué hacer ahora.

Piensa por unos minutos cómo era tu vida antes de tener tu trabajo y qué beneficios te ha traído el tenerlo.

Si al hacer este pequeño ejercicio notas que son más los aspectos desfavorables que los favorables creo que tu decisión está tomada.

Los aspectos desfavorables pueden ser algunos como poco tiempo para compartir con tu familia. Malos hábitos alimenticios que te han traído enfermedades, irritabilidad y estrés continuos,  dolores constantes del cuerpo que no terminan de desaparecer.

Solo he mencionado algunas posibles situaciones que te están perjudicando actualmente y que debes evaluar basado en tus principios más profundos. Renunciar sólo porque el jefe estaba de mal humor hoy no es nunca una razón válida.

Siempre habrá días así. Jefes y compañeros de trabajo que se han levantado con el pie equivocado y la toman contigo. Pero toma en cuenta que también puedes llegar a ser tú quien se levante de mal humor.

Si quieres ser más específico puedes tomar una hoja de papel y trazar una línea vertical por la mitad y hacer una lista de Aspectos Favorables vs. Aspectos Desfavorables. Terminada la lista puedes sacar tus propias conclusiones.

Te aconsejo que una vez terminada se la muestres a alguien de tu absoluta confianza y sepas que quiere lo mejor para ti para que te ayude a ver las cosas con una mayor perspectiva.

2) Piensa en cómo quieres que sea tu situación más adelante!

VisiónSi ya has pensado bien cómo era todo antes y resulta que lo que estás haciendo ahora no te está favoreciendo, el próximo paso es pensar en qué quieres lograr más adelante en tu futuro.

¿Es este trabajo un puente para llegar a lo que quiero?  Si tu respuesta es sí, entonces debes quedarte por más tiempo hasta que lo hayas cruzado completo.

No cometas el error que comenten muchos que por querer zafarse rápido del trabajo, no logran aprovechar todas las oportunidades que les brinda y se quedan a mitad de camino de sus sueños.

Invierte un tiempo de una semana pensando en lo que realmente quieres conseguir más adelante y define si tu trabajo actual te ayudará a conseguirlo. Si no es así, ya tienes otra razón para renunciar.

No tiene sentido permanecer más del tiempo suficiente en un trabajo que te lleva en una dirección diferente a dónde quieres.

3) Piensa en el dinero que vas a perder! líderes sabios

Una vez que tomes la decisión de renunciar debes estar consciente de que tus entradas de dinero llegarán a disminuir.

Tal vez no tan pronto pero lo cierto es que si no hay un nuevo flujo constante en algún momento el dinero que tienes se acabará.

Pensar en el dinero que perderás y que antes utilizabas para cubrir tus gastos te hará planear mejor tu renuncia.

Puedes plantearte la idea de renunciar cuando realmente estés listo y no por un deseo impulsivo de querer dejar la empresa ya!

Una idea sabia es que antes de renunciar sepas exactamente en qué invertirás los pagos que se te dará como parte de tu prestación de servicios. Si no lo tienes claro antes, será muy fácil seguir con los hábitos de gastos que tienes y el dinero se te acabará más rápido de lo que crees.

Renunciar para entrar en un nuevo trabajo que representa un mejor camino hacia tus sueños, o porque quieres montar un negocio propio o porque te está consumiendo mucho tiempo para estar con tus seres queridos son razones válidas aunque no exentas de incertidumbre.

Las crisis son momentos de oportunidad. Si sientes que estás pasando por un momento difícil y el pensamiento de renunciar viene ya muy seguido a tu mente, es el momento de hacer un “stop” y sopesar con mente fría las diferentes opciones que tienes.

Lo importante es que si decides renunciar no sea por motivos emocionales que te hagan tomar decisiones que luego te lamentes.

Sé el líder que debes ser y renuncia solo cuando estés listo!

¿Has renunciado alguna vez precipitadamente?

¿Qué hiciste la última vez que renunciaste?

Hasta la próxima!

Anuncios

2 comentarios en “#Liderazgo: ¿Estás pensando renunciar? Revisa esto primero!

  1. Pingback: #Liderazgo: ¿Estás pensando renun...

Hola! deja tus comentarios, me serán muy útiles!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s