#Liderazgo: ¿Qué deben hacer los líderes (y cualquier persona) cuando las cosas no salen bien!

Líderes que se superanHay día de días, preparas todo para que las cosas se den y salgan bien y de repente, por alguna u otra razón, las cosas no salen como esperabas, todo empieza a desmoronarse y tienes que aceptarlo.

Los líderes no escapan  a esta realidad, por más que diseñen una estrategia para lograr sus metas y las de la organización, no están exentos de padecer situaciones contrarias donde las cosas se les escapan de sus manos y tienen que reestructurar sus planes para poder llegar a los resultados que desean.

Pero qué hace la diferencia con los líderes sobresalientes del resto de los mortales, cómo se recuperan cuando las cosas no salen bien. En este Post quiero darte tres ideas que utilizan los líderes mundiales para sobreponerse a los traspiés!

1) Tienden a ver todo en perspectiva!

Los grandes líderes tienen la habilidad de ver todo en perspectiva, no se enfocan en lo que ha salido mal sino se esfuerzan por ver cómo lo pueden solucionar. De hecho, han convertido está manera de ver las cosas en un hábito. Nunca los verás lamentándose porque algo no salió como esperaban, sino que de una vez y sin perder su tiempo, se enfocan en lo que pueden hacer.

Esta manera de pensar está basada en que han aprendido a ver el cuadro completo. Ante una situación adversa, tienen la habilidad de disociarse de la situación y como si se elevarán en un helicóptero, logran ver todo el panorama; y desde esa nueva perspectiva se dan cuenta de que no todo está perdido.

Se puede decir que miran lo puntual desde una perspectiva más amplia y eso les da más opciones desde donde actuar.

Si eres un líder que está al frente de una organización y ante un número de colaboradores, debes aprender a ver las cosas que no salen bien desde una perspectiva más amplia y de seguro encontrarás nuevas soluciones.

2) Perdonarse!

No hay avance real sin un perdón sincero. Cuando algo sale mal lo normal es que nos sintamos culpables; empezamos a decirnos cosas mentalmente de por qué las cosas no salieron como esperábamos.

Esta clase de mensajes internos pueden llegar a crear una bola de nieve muy grande y pesada para un líder que no ha aprendido a perdonarse a sí mismo.

Aun cuando el líder pueda controlar sus pensamientos y dejarlos bajo mínimo, si no toma unos minutos para reflexionar y perdonarse profundamente, puede que esa sensación de culpa se mantenga agazapada en alguna parte de sus emociones. El perdón es liberador, y cuando se da hacia uno mismo, logra liberarnos de sensaciones negativas, de pensamientos de imposibilidad y nos hace libres para volver a nuestro mejor yo.

Los líderes tienen en sus espaldas la gran responsabilidad de llevar a las organizaciones a su destino más alto, y el perdón les ayuda a que el viaje sea más llevadero cuando las cosas no salen bien.

3) Actuar!

Por último, los grandes líderes tiene como hábito actuar; no importa qué haya sucedido, ellos siempre están dispuesto a avanzar, es como decía Robert Frost “En tres palabras puedo resumir todo lo que he aprendido en la vida: sigue hacia delante”.

Están conscientes de que las cosas no siempre salen como uno las diseña, que hay cosas que no se pueden controlar y que por lo tanto, la única manera de que salgan como uno desea es seguir actuando hacia la meta.

Ellos saben que las cosas no pasan porque uno quiera sino porque se actúa en una dirección definida. Lo demás es perder el tiempo: buscar culpables, lamentarse, juzgarse, entre otras formas de evadir la realidad.

Lo más importante cuando las cosas no salen bien es reflexionar para aclarar los pensamientos y luego actuar. Puede que no se sepa qué hacer exactamente pero si se actúa el panorama se irá aclarando.

Con una perspectiva más amplia y un sano perdón emocional, los líderes se disponen a actuar de la mejor manera que pueden para encaminarse hacia lo que quieren.

Sé el líder que debes ser y empieza a valorar las situaciones que no salen bien como nuevas oportunidades para surgir y lograr los resultados que se desean. La vida está llena de situaciones inesperadas, y eso está bien. Si supiéramos siempre qué es lo que va a pasar la vida sería muy aburrida.

Es en los momentos de incertidumbre cuando se forman los grandes caracteres de los líderes y es por ello que llegan a ser grandes líderes.

¿Qué otra estrategia utilizas para salir adelante cuando las cosas nos salen bien?

Hasta la próxima!

Foto: Gonzalo Zapata

Anuncios

Hola! deja tus comentarios, me serán muy útiles!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s