#Liderazgo: El camino ya probado para ser feliz como líder (y como persona)

Líderes felicesPienso que no necesitamos inventar el agua fría sino copiar lo que funciona y adaptarlo a nuestro propio estilo. Todos queremos vivir una buena vida, no solamente pasar por la tierra y ganarnos el pan, sino realmente una vida que nos guste, que al final de nuestros días podamos mirar atrás y podamos sentirnos satisfechos de lo logrado y de la clase de vida que hemos vivido.

Entonces ¿Por qué no utilizar lo que ya se ha probado que funciona? ¿Por qué no colocar en práctica las cosas que otras personas de éxito ya han corroborado que lleva a la felicidad?

Al observar la vida de otros grandes líderes de la historia y personas que han alcanzado grandes cosas en su vida, nos damos cuenta que para vivir una buena vida no hacen falta cosas extravagantes o exageradas. Muchos de ellos han mencionado que más que el dinero, lo que realmente hace una buena vida es el calor de un hogar, la cercanía de sus hijos, la satisfacción de dejar un buen nombre con integridad, buenas relaciones con sus semejantes, entre otros.

Para los líderes se vuelve especialmente importante ir tras sus metas, sus objetivos, no se trata sólo de sus ingresos, sino de dejar un legado, satisfacer a los clientes, lograr equipos conectados que se sientan identificados con la marca y por supuesto aumentar la rentabilidad de la empresa.

Sin embargo, el trabajo diario del líder puede llevarlo a un punto donde se cuestione así mismo si está viviendo el tipo de vida que desea, si no se está enfrascando en un horario de trabajo y si realmente lo que hace vale la pena.

Investigando sobre qué se necesita para vivir una vida plena, he encontrado ciertas características comunes que podríamos llamar El camino ya probado para ser feliz como líder (y como persona).

Si quieres vivir una buena vida, aquí te dejo mis conclusiones, tal vez se me escapan algunas y te invito a dejar un comentario con tus aportaciones.

1) Valora las pequeñas cosas…

¿Qué prefieres, una gran torta regalada con resentimiento o un pequeño trozo de torta regalado con amor? No siempre lo más grande es mejor, es así como menospreciamos una sonrisa, unos buenos días, un gracias o un por favor.

Creo que el error está en que nos acostumbrarnos a las cosas. Somos seres de costumbres, y se nos hace muy fácil perder el aprecio por ciertas cosas que tomamos como naturales. Si no hemos sido operados de un trasplante de hígado, puede ser que veamos a nuestro hígado como algo natural en nosotros, y entonces no lo valoramos lo suficiente, y así con los demás miembros del cuerpo.

Un pájaro que canta en la ventana, una flor que vemos por la calle, una llamada telefónica de algún amigo, son cosas pequeñas que pueden estar sucediendo a diario y que sin darnos cuenta no las valoramos y al no valorarlas, las dejamos ir en vez de convertirlas en pequeños momentos de felicidad.

Los líderes deben valorar cosas como el registro de apertura de su empresa, el primer producto ofrecido, el primer cliente conseguido, su primer Tweet, la apertura del perfil en Facebook de su empresa, cosas pequeñas pero que son significativas para seguir creciendo. Hacer esto, te dará energía para seguir en movimiento.

2) Valora lo que tienes…

Este punto tiene que ver con el anterior. Siempre hemos escuchado el viejo dicho popular que dice: “No se valora lo que se tiene hasta que se pierde”. Una gran verdad que a todos nos ha tocado alguna vez.

Pienso que la razón por la que nos sentimos identificados con esta frase es que tendemos a creer que para valorar algo se requiere que sea algo costoso, lujoso o único en su estilo. Por esta razón, terminamos desvalorando los días por estar pensando en las semanas, desvaloramos las semanas por estar pensando en los meses, y desvaloramos los meses por estar pensando en los años. Cuando nos detenemos a observar el camino recorrido nos damos cuenta que se nos ha ido gran parte de la vida en nimiedades.

No necesitamos estar en la cumbre del monte Everest para entonces valorar lo que es la salida del sol, o en el Puente Golden Gate para valorar un atardecer, tú, en tu propia ciudad podrías empezar a valorar las estrellas que logras ver por las noches, o la casa donde vives, el carro que manejas, el trabajo que haces, y los verdaderos amigos que tienes. Pero en vez de esto, si siempre hemos vivido en una ciudad, nos empezamos a quejar porque no tiene suficientes lugares para visitar, si tenemos tiempo en un buen trabajo, nos empezamos a quejar de que hay otros mejores y con mayor salario.

Los líderes deben aprender a valorar todo lo que ya tienen, puede ser uno o dos clientes, pero valorarlos tanto que se hagan tus primeros fans, puede ser sólo dos seguidores, pero valorarlos tanto que se sientan inspirados por ti.

El punto es que si no valoramos lo que ya tenemos, muy difícilmente estaremos aptos para manejar algo mejor. Aquí priva la ley de la fidelidad, que dice, si no eres fiel en lo pequeño, mucho menos serás fiel en lo más grande. Cuando empiezas a valorar lo que ya tienes, nuevas cosas empiezan a suceder. Créelo!

3) Pasa tiempo a solas…y en silencio…

Hoy día todo está lleno de ruido; las ciudades, los colegios, los lugares de trabajo, las avenidas; es por eso que más de uno se escapa al campo cada vez que puede, tratando de encontrar un poco de tranquilidad y silencio.

Pasar tiempo a solas y en silencio es una de las mejores herramientas que tienes para ser más feliz. Para un líder que vive presionado por las decisiones que debe tomar cada día, apartarse por unos minutos para silenciar su mente y reflexionar en sus pensamientos es un impulso más que necesario para mejorar su productividad y perspectiva.

El silencio es algo que nos nutre y nos hace mejores, porque nos coloca en la posición de pensar en nosotros mismos, cosa que pocas veces hacemos conscientemente.

4) Se agradecido…

Anthony Robbins dice “El antídoto contra el miedo es la gratitud. El antídoto para la ira es la gratitud. Usted no puede sentir miedo o ira mientras siente gratitud al mismo tiempo”.

Ser agradecido es el primer paso para la abundancia. Si no agradeces por lo que ya tienes, como se está seguro de que agradecerás cuando tengas más.

Practicar el agradecimiento como hábito te llenará de una paz y gozo indescriptibles, y si te acostumbras a realizar este ritual cada mañana, te llenará de energía para el resto del día.

El agradecimiento es otra parte del camino ya trazado para ser más feliz. Agradece por tus empleados, sean altamente productivos o no, agradece por tu oficina, tenga vista al mar o no, agradece por tu ropa, sea está de lujo o no, agradece por tu jefe, sea éste John C. Maxwell o no, agradece, agradece, agradece.

5) Valora el presente…

Hoy es hoy y es lo que cuenta. Tu mente puede divagar y pensar en el futuro, tu mente puede transportarte al pasado y añorar algún momento, pero lo cierto es que vives en el ahora y nada más.

Una excelente manera (aunque sé que podría sonar rara) de valorar tu presente es darte un paseo por algún cementerio de tu ciudad. Toma el gran consejo de visitar algún cementerio y caminar por entre las tumbas y leer los epitafios; te darás cuenta de lo afortunado que eres al estar vivo todavía.

Por irónico que parezca, muchas veces llegamos a valorar más el presente y de estar con vida cuando experimentamos situaciones cercanas a la muerte. 

Los líderes deben aprender a valorar los resultados alcanzados diariamente, las oportunidades de negocio conseguidas, los clientes satisfechos, y para hacer todo esto, deben concentrarse en el hoy. Practicar el Mindfulness a diario.

Para transitar el camino ya probado para ser más feliz, empieza a valorar más tu presente aprovechándolo al máximo!

6) Celebra tus logros…

Creo que por lo general somos muy sosos a la hora de celebrar nuestros triunfos. Creemos que el logro debe ser de una magnitud inmensurable o lo suficientemente bueno como para levantar la mano y apretar el puño en señal de victoria.

En lo personal antes me costaba celebrar los pequeños logros, cometía el error de pensar que necesitaba conseguir algo grande para salir y celebrarlo.

Transitar por el camino de la felicidad implica celebrar aun aquellos pequeños avances que obtienes y que te acercan a tus sueños. No esperes a llegar hasta la línea de meta, date palmaditas a ti mismo cada vez que alcances algo nuevo que signifique un avance para ti, aunque sea pequeño. Recuerda el punto 1.

Como líderes debemos aprender a celebrar los logros alcanzados por los miembros del equipo y hacerles saber que han hecho un buen trabajo cuando así lo hagan. Puede ser una tarde de pizza o un almuerzo que refleje la alegría por lo alcanzado. Así mismo, debemos aprender a celebrar nuestros propios triunfos personales y no ser tan duros con nosotros mismos.

7) Arriésgate…

Bronnie Ware, una enfermera australiana experta en el cuidado de enfermos terminales, pasó mucho tiempo cuidando a un gran número de ancianos que habían sido desahuciados y esperaban literalmente la muerte en cualquier momento.

Esto le permitió conocer de primera mano sus historias y escuchar de qué cosas estaban arrepentidos y qué cosas, si tuvieran una nueva oportunidad, las harían sin dudarlo.

En su libro “Los Cinco Arrepentimientos de los Moribundos” detalla que entre los más frecuentes encontró que la mayoría decía cosas como: “Ojalá hubiera tenido el coraje de hacer lo que realmente quería hacer y no lo que los otros esperaban que hiciera”, “Ojalá no hubiera trabajado tanto”, “Hubiera deseado tener el coraje de expresar lo que realmente sentía”, “Habría querido volver a tener contacto con mis amigos” y “Me hubiera gustado ser más feliz”.

La gran mayoría de las historias que escuchó eran lamentaciones por aquellas cosas que no hicieron. Ware comenta “La gente no parece arrepentirse de algo que sí hizo”. Más claro no puede estar. Arriésgate más, pero por favor, toma riesgos calculados.

El riesgo es progreso, un líder que no toma riesgos no avanzará. Toda la historia está llena de líderes que tomaron riesgos y fue así que alcanzaron sus más grandes logros y además, llenaron sus vidas de grandes momentos de felicidad.

Recientemente leí un artículo sobre Michael Bloomberg, el prestigioso multimillonario, donde se decía que cuando empezó su propia empresa se compraba un café y se iba a las oficinas de Merrill Lynch, parte de su público objetivo, y caminaba por los pasillos cuando aún nadie le conocía, y decía “Hola, soy Mike Bloomberg y le traje una taza de café” y fue así como empezó a hacer contactos y relaciones con sus clientes.

¿Qué tan decidido eres para tomar riesgos?

8) Alimenta lo espiritual…

Las personas de verdadero éxito, no solo financiero, sino personal, familiar y social, reconocen que profundizar en lo espiritual les ha llenado inmensamente. Ejemplos como el ex primer ministro británico, Tony Blair, la famosa presentadora de televisión Oprah Winfrey, el reconocido Dr. John C. Maxwell, el ex presidente de la General Electric Jack Welch y su esposa Suzy Welch, Robin Sharma, Brian Tracy, Tony Robbins, T. Harv Eker, están en esta lista.

Cuando suceden cosas inesperadas en la vida que nos tumban al suelo, no es lo material ni lo emocional lo que nos levanta sino ese sentido de lo espiritual lo que nos sostiene.

Para mí es impensable que sólo se viva está vida y nada más. Creo y estoy convencido de que hay vida después de ésta. En este sentido me identifico mucho con la frase conocida de Stephen R. Covey que dice “No somos seres humanos teniendo una experiencia espiritual, somos seres espirituales teniendo una experiencia humana”.

Tomar unos minutos cada día para leer libros que alimenten el alma, pasar tiempo de reflexión y oración, acercándose un poco más en una búsqueda sincera y sencilla a Dios, sin prejuicios, nos dará una paz y sensibilidad tan necesarias en el mundo actual.

Ser espiritual no es nada complicado, es parte de nuestra propia naturaleza y del camino ya probado para vivir una vida más feliz.

Recuerda que ser feliz no es algo reservado sólo para unos cuantos afortunados. Todos estamos al alcance de mejorar nuestra sensación de felicidad si transitamos el camino ya probado. Empecemos a hacer cada una de las cosas sencillas que se conocen que pueden aumentar nuestra felicidad y seguramente viviremos más satisfechos.

Sé el líder que debes ser y decide Hoy ser más feliz tanto en tu vida personal como en tu trabajo!

Deja tus comentarios más abajo, los leo y respondo todos.

Hasta pronto!

Vive una vida que te inspire!

@JoseMPujolH

Foto: Zyllan Fotografía

Puedes leer el artículo completo de Michael Bloomberg Aquí!

Anuncios

2 comentarios en “#Liderazgo: El camino ya probado para ser feliz como líder (y como persona)

  1. Pingback: El camino ya probado para ser feliz como líder (y como persona) | Blog ISEAD

  2. Pingback: El camino ya probado para ser feliz como líder (y como persona) – Blog ISEAD

Hola! deja tus comentarios, me serán muy útiles!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s