Liderazgo: Cómo los grandes líderes interpretan lo que les pasa!

Líderes_que_triunfan¿Cómo interpretas las cosas que te suceden? Cuando algo no sale como esperabas ¿Qué interpretación le das al resultado? ¿Sabías que más importante aún que aquello que nos pasa, es mucho más importante la manera en cómo interpretamos lo que nos pasa?

La manera en que interpretamos cada una de las cosas que nos suceden en el día a día marcará la dirección de nuestra vida. Seamos conscientes o no, en cada momento sacamos una rápida interpretación mental de todo lo que nos sucede. Por lo general estas interpretaciones están en el rango de éxito o fracaso. Si algo sale como queremos, lo definimos como exitoso, en cambio si algo no sale como esperábamos, lo definimos como fracaso.

Los grandes líderes tienen una manera muy particular (y sabiamente) de interpretar cada una de las cosas que les sucede y gracias a su interpretación logran obtener mejores resultados que el resto de mortales. Stephen Covey dijo: “El 10% de la vida está relacionado con lo que te pasa, y el 90% restante, está relacionado con la forma en cómo reaccionas a ese 10%”.

En este Post, quiero compartir contigo 3 formas en que los grandes líderes interpretan lo que les pasa, así puedes decidir modelar éstas maneras y hacer que tus interpretaciones sean mejores!

1) Todo sucede por una razón y puede ayudarme.

Por lo general escuchamos la frase ¿Por qué a mí?. Muchas personas y tal vez en algún momento nosotros mismos, hemos pronunciado ésta misma frase o una de sus versiones como por ejemplo: ‘¿soy al único que le pasan estas cosas?’ ‘¿Qué hice para merecer esto? o ‘a mí y al Pato Lucas…(Daffy duck)’ haciendo referencia al famoso personaje del programa de dibujos animados de Looney Tunes.

La mayoría de las personas se enfocan en la frase ¿Por qué a mí? y se pueden quedar estancados en ella por varios años; se vuelven apáticos, tristes, melancólicos, malhumorados, tratando de descubrir las razones de por qué algo en particular les sucedió. Puede haber sido un despido de un lugar de trabajo que amaban, o la muerte de algún ser querido en un momento que nunca se imagino, o la pérdida de un contrato de negocios que lucía prometedor.

Sea lo que sea que haya sido, es normal entristecerse por un tiempo y lamentar la pérdida, toda pérdida trae consigo una sensación de tristeza natural, pero cuando ese estado emocional se prolonga, ocupando gran parte de nuestra mente, se debe hacer un alto y dejar por fuera ese pensamiento de ¿por qué a mí?.

Las personas que pasan mucho tiempo haciéndose esta pregunta, creen que sólo a ellos les suceden ese tipo de cosas en el mundo. Se sienten diferentes, apartados, como señalados por la vida, cómo si alguien estuviese en contra de ellos y su éxito. Por lo general, empiezan a buscar culpables, a veces señalan a sus seres queridos, a sus compañeros de trabajo, sus jefes y hasta pueden llegar a relacionarlo con lo espiritual y señalar a Dios como el único culpable.

Todo esto no es más que una incorrecta interpretación de las cosas que les pasan. Ven lo que les sucede como un castigo, como una maldición o como un obstáculo que impedirá su éxito.

Los grandes líderes interpretan las mismas situaciones de manera muy diferente. Para ellos todo tiene una razón de ser y aunque no la conozcan o entiendan en ese momento, no significa que esté en contra de ellos como algo personal. En vez de verlas como obstáculos imposibles, deciden verlas y utilizarlas como escalones para seguir adelante.

Es por esto que los grandes líderes obtienen mejores resultados que el resto, porque sencillamente han decidido interpretar las cosas negativas que les suceden como algo de lo cual pueden aprender y ayudarse. No necesitan entender las razones en el instante, siguen avanzando confiando que debe haber alguna buena razón para que les suceda lo que les sucede y que por lo general llegan a descubrir o reconocer más adelante en sus vidas.

Los grandes líderes reconocen en el fondo que hay una fuerza mayor en el universo, Dios, que quiere lo mejor para ellos y confían en que sea lo que sea que les haya pasado, es lo mejor que les pudo haber pasado.

2) Los fracasos no existen, sólo existen los resultados.

Esta declaración debe pasar a ser uno de tus rituales de pensamiento diario. La mayoría de la gente ve los fracasos como fracasos y por ende, su estado emocional después de que algo no ha salido como esperaban es de desilusión, tristeza y desánimo.

En cambio, para los grandes líderes, los fracasos no existen, para ellos sólo existen los resultados y por ende, todo resultado se puede mejorar. Es por esto que viven en una búsqueda continua de mejorar las cosas. Cuando algo no sale como esperan, sencillamente modifican sus acciones, su comportamiento y tratan de que la próxima vez los resultados se acerquen a lo que ellos quieren. Tan sencillo como eso.

Para los grandes líderes existen son las enseñanzas, por eso buscan aprender de cada revés y cada situación adversa. No se detienen a lamentarse sino actúan para conseguir lo que ellos quieren.

Como para ellos los fracasos no existen, no mantienen en su mente falsas interpretaciones sobre sus capacidades, su autoestima o su fuerza para lograr las cosas. Todo lo ven desde una perspectiva de mejorar lo que no salió según el plan y se colocan en marcha para conseguir que funcione.

La determinación y el trabajo duro es parte de su día a día sin quejarse, saben que todos los resultados se pueden conseguir si se enfocan en ellos.

3) Soy responsable de todo lo que me pasa.

Esta manera de interpretar las cosas puede llegar a ser la más ruda de asimilar. Seamos honestos, casi siempre queremos tener a alguien más para poder echarle la culpa cuando algo no sale según nuestro plan: el clima, el tráfico, el compañero de al lado, el vecino, el gobierno, el universo…Muy pocas personas tienen el coraje suficiente para colocarse de primero antes de querer señalar a alguien más.

Los grandes líderes se miran primero a ellos mismos, se ven como responsables y se hacen responsables. Son conscientes de que algo, por mínimo que sea, pudieron haber hecho para mejorar el resultado de algo.

Se ven como responsables de lo que les pasa, de cómo piensan y qué tipo de pensamientos dejan que circulen por su mente, y por tanto se ven responsables de su comportamiento. Nunca escucharemos a un gran líder decir cosas como: ‘…Es que tú haces que yo grite‘ o ‘es que tú haces que me de estrés…‘.

Su lema es: “Soy responsable, soy responsable, soy responsable…” y lo aplican a todas las áreas de su vida; familia, hijos, negocios, empresas, socios, todo.

Cuando nos vemos como responsables de las cosas, podemos actuar, modificar, replantear y avanzar hacia lo que realmente queremos. Si vemos que alguien más es el responsable sencillamente esperaremos a que ese alguien u otro factor externo haga algo por nosotros. Lo común, es que nunca suceda nada.

Los grandes líderes han aprendido a interpretar las cosas que les pasa de forma muy diferente a como lo hace la mayoría y es eso lo que ha hecho que sus resultados sean más grandes, mejores, y más positivos que los del resto. Saben que tienen el control del 90% de lo que les pasa. En resumen, se ocupan activamente de ese 90% y se olvidan del 10%.

Se el líder que debes ser y empieza a mejorar tu manera de interpretar lo que te pasa para mejorar tu día a día y así tu vida.

Hasta pronto!

Vive una vida que te inspire!

NOTA IMPORTANTE: Si éste Post te ha gustado y sientes que te ha ayudado, compártelo con tus conocidos, así me estarás apoyando a cumplir con parte de mi misión de inspirar a otros a liderar y con una de mis metas de llegar con este Blog a 10.000 personas en los próximos 2 años.

Foto: Deoxyt2


 

Jose_M_Pujol_H Acerca de Jose M Pujol H: José es un Conferencista de liderazgo y desarrollo personal con la misión de inspirar a otros a liderar. Su manera práctica, directa y sencilla de comunicar permite que los principios que enseña sean aplicados de inmediato por sus oyentes. Es el Director General de Catálisis Liderazgo, C.A., empresa enfocada en Potenciar el Liderazgo personal y organizacional para formar líderes de impacto que sean éticos, íntegros y de excelencia. Puedes seguir a José porTwitter y Facebook.

Anuncios

Un comentario en “Liderazgo: Cómo los grandes líderes interpretan lo que les pasa!

  1. Pingback: Cómo los grandes líderes interpretan lo que les pasa | Blog ISEAD

Hola! deja tus comentarios, me serán muy útiles!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s