Liderazgo: El Poder del primer pensamiento…y del último!

líderes_con_pensamientos_positivos

¿Qué fue lo primero que pensaste ayer cuando apenas te levantaste de la cama en la mañana? Probablemente no lo recuerdas, pero ¿sabes qué? sin darte cuenta afectó cómo se desenvolvió tu día.

Algo parecido sucede con los últimos pensamientos que tenemos antes de acostarnos ¿Qué fue lo último que pensaste anoche antes de  quedarte dormido?  ¿Lo recuerdas?

La verdad es que los pensamientos que tenemos justamente cuando despertamos y los que tenemos antes de dormirnos, determinan en gran medida, cómo es nuestra vida. ¿Te parece exagerado? a mí también me pareció la primera vez que lo entendí, y tiene que ver con tu subconsciente.

Está demostrado que nuestro subconsciente genera más del 90% de nuestras acciones (o reacciones) diarias, increíble ¿cierto?…y lo curioso es que él no puede decidir si deja entrar o no algún pensamiento bien sea positivo y optimista o negativo o pesimista a tu mente, sino que simplemente está diseñado para dejar pasar todo.

Una vez que alguna idea o pensamiento llega a tu mente consciente, tu debes decidir si lo aceptas o no, pero por lo general aceptamos las cosas de forma inconsciente, ahora bien,  si aprendemos a hacer de este proceso algo consciente, podemos decidir qué ideas o pensamientos aceptamos o no. Si no lo hacemos de esta manera, sencillamente aceptaremos todo de forma inconsciente, y se irá directo al subconsciente y se alojará allí tranquilamente.

El subconsciente está recibiendo continuamente todo lo que escuchamos como sonidos, música, conversaciones con otros, nuestro propio dialogo interno, así como las imágenes que vemos a diario, tanto externas como las creadas por nuestra mente, es decir, todo, el subconsciente lo absorbe todo.

Ahora piensa en todos esos pensamientos que tienes antes de irte a acostar y en esos que te llegan a la mente justamente minutos antes de dormirte. Si piensas en deudas que debes cancelar, situaciones estresantes que quisieras resolver, enfermedades, discusiones que has tenido durante la semana o el mismo día, entre otros tipos de pensamientos, ¿cómo crees que vas a dormir? ¿Estarías relajado y tendrías un sueño placentero? por supuesto que no…

Y si añadimos el hecho de que tal vez, como mucha gente hace, ves las noticias de la noche por televisión, ¿Te puedes imaginar la ensalada de ideas y pensamientos que tendrás justo antes de irte a descansar? Ya conoces entonces una de las razones de por qué no duermes tan bien como quisieras.

Lo mismo pasa cuando te levantas en la mañana. Si lo primero que piensas es en el problema que tienes y que no se ha resuelto, las deudas que debes pagar, el dinero que no tienes para cancelar algo importante, o el problema que has tenido con tu jefe, pareja, soci@, entre otras cosas de tono negativo, toda esta información sencillamente se irá a tu subconsciente y determinará el estado de ánimo que tendrás durante el resto del día.

De hecho hay dos cosas que por ninguna razón deberías hacer en la mañana antes de empezar a trabajar y en la noche antes de irte a acostar: Discutir y ver las noticias…por favor, no lo hagas, evita a toda costa hablar sobre dinero, problemas personales, o ver los noticieros de la mañana o de la noche…es fatal para tu ánimo, autoestima, y paz mental.

Si alguna persona que vive contigo saca el tema del dinero justamente luego de levantarse o minutos antes de acostarse, dile de forma muy respetuosa y educada que prefieres y te comprometes a hablar sobre ese tema en otro momento, y sugiere una hora específica, y cuida de cumplir tu promesa. Puede que la otra persona se moleste e insista en querer hablar del tema en ese momento, pero con buenas palabras explícale que has tenido un largo día o qué esperas un día de trabajo cargado de actividades y que por tanto sería mejor conversar del tema en otro momento para prestar total atención.

Por lo general, la mayoría de la gente no hace esto, sino que sin darse cuenta se enfrasca en largas conversaciones sobre los problemas que deben resolver, convirtiéndose en discusiones intensas, por otro lado, también puede suceder que se aferran a cada palabra que el periodista del noticiero dice acerca de los problemas del mundo y del país, y como consecuencia tu ánimo decae, tu mente se llena de problemas, confusión y pre – ocupación, dejándote débil emocionalmente, cargado con estrés, tu energía sencillamente se disipa y tu mente se bloquea. Triste, pero es cierto.

Es inmensurable el gran poder que tienen los primeros pensamientos que tienes en la mañana cuando te levantas y los últimos que tienes antes de acostarte. En estos dos momentos tu subconsciente está mucho más sensible, es una puerta abierta de par en par, y recibirá todo lo que le coloques delante.

En este Post no te voy a dar 3 consejos como acostumbro a hacerlo, sólo te voy a pedir con todo el respeto y aprecio que te tengo que hagas lo siguiente.

Cuando apenas te levantes en la mañana y te venga a la mente cualquier pensamiento de desánimo, pesimismo, pre-ocupación, temor, o negativo, identifícalo, bloquéalo y sustitúyelo por uno de ánimo, optimismo, ocupación, valor y optimismo. Al principio te costará pero con el tiempo y la práctica lo conseguirás.

Debes formar este hábito por tu propio bien y el de los que viven contigo, ya que puede ser que seas tú mismo el que inicie las conversaciones pesadas que comenté anteriormente.

Así que debes:

Identificar – Bloquear – Sustituir.  Identificar – Bloquear – Sustituir.

Identificar – Bloquear – Sustituir. Identificar – Bloquear – Sustituir.

Identificar – Bloquear – Sustituir. Identificar – Bloquear – Sustituir.

Lo mismo debes hacer antes de acostarte, identifica, bloquea y sustituye. Para ambos casos, puedes sustituir los pensamientos con afirmaciones de poder positivas como:

Soy fuerte.

Hoy es un día genial

Hoy todo se resuelve de forma fácil y rápida.

Manejo las situaciones con claridad.

Gracias por este día tan especial.

Gracias Dios porque estoy vivo.

Gracias por esta casa donde vivo, por los pies que tengo, las manos, mis ojos…etc, etc. etc, aquí deja libre tu imaginación…

Duermo con paz mental.

Estoy sano (aún si en ese momento sientes algún dolor o estás atravesando alguna situación de enfermedad). No importa si te parece que no tiene sentido, solo di con fe, ‘Estoy sano’.

Así mismo, puedes inventarte cualquier palabra positiva, optimista y de poder que te sirva para esos dos momentos claves del día. Hazlo por mínimo 30 días y verás que tus días mejoraran y se llenaran de color.

Crea este hábito, se más consciente de los pensamientos que tienes justo luego de levantarte y justo antes de acostarte y te sorprenderá los resultados.

Como tu mente subconsciente está plenamente dispuesta a recibir todo lo que pienses o te digas en estos dos momentos claves, recibirá toda esa lluvia de excelente palabras y pensamientos y se llenará de eso, dejando poco o nada de espacio a los pensamientos negativos.

Recuerda que “Como sea tu dialogo interno será tu día” y que “Se hace fuerte aquel que piensa que es fuerte”.

Aplica esta sencilla técnica y luego me cuentas cómo te ha ido, será un placer saber de tu progreso.

Estoy seguro de que con el tiempo de estar aplicando esta sencilla técnica tu vida será mucho más entusiasta, tu mente se hará más fuerte y consciente de los pensamientos que llegan a ella.

Sé el líder que debes ser y empieza a controlar el tipo de pensamientos y diálogo que tienes en tu vida.

NOTA IMPORTANTE: Si éste Post te ha gustado y sientes que te ha ayudado, compártelo con tus amigos y conocidos, así me estarás apoyando a cumplir con parte de mi misión de inspirar a otros a liderar y con una de mis metas de llegar con este Blog a 10.000 personas en los próximos 2 años.

Foto: Jone


Jose_M_Pujol_HAcerca de Jose M Pujol H: José es un Conferencista de liderazgo y desarrollo personal con la misión de inspirar a otros a liderar. Su manera práctica, directa y sencilla de comunicar permite que los principios que enseña sean aplicados de inmediato por sus oyentes. Es el Director General de Catálisis Liderazgo, C.A., empresa enfocada en Potenciar el Liderazgo personal y organizacional para formar líderes de impacto que sean éticos, íntegros y de excelencia. Puedes seguir a José porTwitter y Facebook.

Anuncios

3 comentarios en “Liderazgo: El Poder del primer pensamiento…y del último!

  1. Excelente como siempre! Comencé a dormirme con música relajante en el dormitorio, la tv está apagada, y ayer mismo comencé a visualizar el horizonte a la hora de dormir, para evitar precisamente, pesadillas o pensamientos negativos. Ya tengo las frases de este post escritas, e irán directo a mi mesa de noche! Gracias José!!!!!! Saludos

    • Hola Valeria, un gusto saludarte, oye qué bueno los cambios para bien que estás implementando, la mente es como una plastilina que se adapta a lo que nosotros le colocamos. Hay que aprovechar esta característica y moldearla según queramos para nuestro bien, poco a poco irá tomando la forma de nuestros pensamientos dominantes. Así está diseñado. Un abrazo! Saludos cordiales! Disculpa la tardanza en responder.

  2. Pingback: El Poder del primer pensamiento…y del último! – Blog ISEAD

Hola! deja tus comentarios, me serán muy útiles!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s