Liderazgo: Please…No seas como Tomás!

líderes_de_fe

¿Cuántos de nosotros hemos estado en situaciones donde necesitamos ver primero para creer? Alguien nos cuenta sobre un negocio, una situación particular, o leemos algo en algún libro o periódico, y aunque la persona o medio por el cual nos enteramos es confiable y serio, aun así no lo creemos; necesitamos verlo.

Cada uno de nosotros es diferente, algunos se convencen de algo sólo porque alguien de confianza se los dice, otros, en cambio, tienen que hacer una prueba por ellos mismos, y algunos hasta tienen que hacer la prueba varias veces para quedar convencidos, también está la mayoría, aquellos que necesariamente tienen que ver para poder creer, y finalmente están unos pocos, sólo un puñado que representan a los que creen primero, actúan y luego ven todo.

Tomás, el discípulo, había estado un tiempo con Jesús, le había visto hacer muchísimas cosas fuera de lo común, y al final de la historia, cuando se suponía que ya creía en él y en todo lo que podía hacer, su fe cayó, se vino a menos, disminuyo, y cuando los demás discípulos le dijeron que habían visto a Jesús resucitado, Tomás dijo:

“Mientras no vea yo la marca de los clavos en sus manos, y meta mi dedo en las marcas y mi mano en su costado, no lo creeré”. 

Esta historia por lo general se relaciona con lo espiritual y lo milagroso, pero yo creo que es totalmente aplicable a cualquier situación.

Ejemplos:

  1. Cuando alguien te ofrece un pedazo de torta que asegura que él/ella hizo, lo pruebas y te das cuenta de que está exquisito, ¿qué hacemos? decimos cosas como ¿No creo que la hayas hecho tú?
  2. Cuando tu hijo/hija de 4 años te dice que  si se lavó las manos, ¿qué hacemos?  Las revisamos…(Esto me paso justo hoy con mi hijita Anastasia).
  3. Cuando escuchamos de algún descubrimiento raro, como el de un cangrejo gigante que supera los 20 kg de peso y sus patas pueden llegar a medir más de 2 metros de largo y que si las condiciones son adecuadas puede llegar a vivir más de 100 años. ¿Qué hacemos? Necesitamos verlo.
  4. Cuando alguien de confianza te quiere contar sobre un nuevo negocio, legal, rentable y que te puede generar buenos ingresos extras, ¿qué hacemos? No lo creemos a la primera, necesitamos averiguarlo por nosotros mismos.

Así podríamos enumerar infinidad de situaciones de la vida cotidiana. No debemos sentirnos mal, somos así en general, pero lo que si no debemos hacer es quedarnos así.

Cuando estudias las vidas de los grandes líderes y personas ejemplares de la historia, notamos que tienen una gran Fe. No una fe mística, sino una fe sencilla pero real en que lograrán lo que se han propuesto.

De hecho, creer es una marca primordial y característica en sus vidas, y que los llevo o ha llevado a conseguir todo lo que creían sin antes haberlo visto.

No lo dudes, todos los grandes líderes tienen una fe inquebrantable, si existe un método del logro, se podría resumir así:

Visualización ➳ Fe (Creer) ➳ Actuar ➳ Ver (Manifestación).

Este es un proceso que siguen los grandes líderes todo el tiempo.  Serguéi Brin y Larry Page no esperaron tener todo listo (dinero, recursos, contactos) para poder crear Google, empezaron con algunas pocas cosas, un prototipo y eso los llevo a más; ellos creyeron y luego vieron.

Así mismo podemos pensar en Sylvester Stallone, Jim Carrey, Chris Gardner, Warren Buffett, Tai Lopez, Leo Babauta, Robin Sharma, Henry Ford, John Davison Rockefeller y la lista es grande.

Tú mismo puedes ser un buen ejemplo, no conozco tu historia, pero si reflexionas te darás cuenta de que fue en esos momentos cuando primero creíste antes de haber visto que todo se dio como querías.

Por otro lado, la gran mayoría de las personas en el mundo, utilizan un proceso completamente contrario, un proceso estilo como Tomás. Para ellos, la vida es así:

Ver (Manifestación)  ➳ Actuar ➳ Fe (Creer)

¿Cuál Fe crees tú que será más fuerte? ¿Cuál Fe le sostendrá más en los momentos de prueba de la vida?

Como puedes notar, no coloco en la fórmula la Visualización, porque  sencillamente no la utilizan, y si lo hacen, empiezan a imaginar las cosas que podrían salir mal.

Por utilizar este último método, esas personas logran pocas cosas, aun cuando tienen en frente el mismo mar de posibilidades que los otros, esos que llamamos líderes.

Muchas veces cuando pasamos por situaciones difíciles, de esas que nos quiebran por dentro y por fuera, bien sea familiar, personal, empresarial, que tienen que ver con amistades, con la pareja o con accidentes, quedamos predispuestos. El dolor genera sensibilidad y es normal.

Sin embargo, cuando no superamos esas situaciones en nuestra mente, nuestra fe puede caer, ya no creemos como antes, andamos con más cuidado,  pero en esa búsqueda de protección para no ser heridos de nuevo, dejamos por fuera lo que nos puede ayudar; nos protegemos tanto que dejamos lo más importante por fuera, aquello que más queremos.

Es un error. No pierdas la fe, sigue creyendo, sigue avanzando y sigue visualizando, filtrando cualquier pensamiento que quiera contaminar tus pensamientos positivos y de que todo saldrá bien. Es la única y mejor manera de seguir avanzando con una sonrisa y llenos de entusiasmo.

Cuando eres un líder, gerente, director, o estás al frente de algún grupo, no puedes perder la fe, te puedes debilitar por un tiempo, puedes dudar, es de humanos, pero sobre toda circunstancia debes espabilarte, sacudir la cabeza, pararte firme y seguir adelante con la visión, los proyectos, las metas.

Sé un líder de fe, sigue visionando todo lo que quieres hacer (aun cuando no tengas todos los recursos ahora), y sigue trabajando sobre esa visión y con toda seguridad, si lo haces así, lograrás esas cosas que has visto.

Creer, tener Fe, no significa quedarte sentado en una silla esperando que todo se solucione, la fe implica acción, debes seguir trabajando sobre esa idea, ese proyecto, y si sigues insistiendo, en algún momento…Zasss…llegará, aparecerá, lograrás eso que habías estado persiguiendo. 

Así funciona el éxito. La vida no le dará a nadie lo mejor de ella sin esfuerzo. La vida debe probar primero si eres de los que renuncia o si eres de los pocos que siguen adelante.

¿Eres de los que sigue avanzando? Entonces sé el líder que puedes ser y please…no seas como Tomás.

NOTA IMPORTANTE: Si éste Post te ha gustado y sientes que te ha ayudado, compártelo con tus amigos y conocidos, así me estarás apoyando a cumplir con parte de mi misión de inspirar a otros a liderar y con una de mis metas de llegar con este Blog a 10.000 personas en los próximos 2 años.

Foto: Mariano Mantel


Jose_M_Pujol_HAcerca de Jose M Pujol H: José es un Conferencista de liderazgo y desarrollo personal con la misión de inspirar a otros a liderar. Su manera práctica, directa y sencilla de comunicar permite que los principios que enseña sean aplicados de inmediato por sus oyentes. Es el Director General de Catálisis Liderazgo, C.A., empresa enfocada en Potenciar el Liderazgo personal y organizacional para formar líderes de impacto que sean éticos, íntegros y de excelencia. Puedes seguir a José porTwitter y Facebook.

Anuncios

Hola! deja tus comentarios, me serán muy útiles!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s