Liderazgo: Los líderes viven en positivo!

Muchas personas aseguran que es difícil vivir con una mentalidad positiva cuando alrededor vemos y escuchamos cosas negativas.

Lo que estas personas no toman en cuenta es que aunque es verdad que es difícil vivir positivamente, lo cierto es ser positivo es un hábito aprendido.

Muy pocas personas en el mundo crecen con una mentalidad positiva, por el contrario, la mayoría crecemos prestando más atención a lo negativo que vemos y escuchamos a nuestro alrededor.

Lo que han hecho las personas que sí logran vivir de una forma positiva es que han re-programado su mentalidad para interpretar lo que les pasa desde una perspectiva positiva.

Uno de sus lemas es: “Todo sucede por una razón y motivo y todo puede servirnos”.

Creo firmemente que si interiorizamos esta frase lograremos sacar mejor y mayor provecho a esas situaciones difíciles, desafiantes e inesperadas que todos hemos atravesado.

La verdad es que a todas las personas en el mundo le suceden cosas desagradables, situaciones que tumbarían a cualquiera: quiebras económicas, muertes de seres queridos, separaciones matrimoniales, traiciones, accidentes de tránsito, y cualquier otra cosa que podamos imaginar.

La diferencia está en cómo uno interpreta eso que le ha pasado y cómo decide darle un significado que sea de ayuda y provecho para seguir adelante sin rencores, sin un luto permanente en el alma, sin recordar a cada rato lo malo que le ha ido. 

Cuando una persona decide interpretar esa situación difícil desde una perspectiva positiva, convencida de que la vida le ha dado algo de lo cual aprender y que además lo hace para el bien de uno mismo,  es mucho más fácil levantarse, avanzar, progresar y salir adelante, aún con mayor fuerza que las que tenía antes de que sucediera ese acontecimiento desafiante.

Los líderes viven en positivo. No es una careta de sonrisa donde se aparenta que todo está bien, sino un estado mental interno donde se sabe que a pesar de las adversidades, el Universo está organizando todo para que el resultado final sea a nuestro favor.

Es una actitud mental positiva que le hace caminar con fe, con seguridad en el/ella mism@ porque conoce sus fortalezas y debilidades, y sabe que se es capaz de superar cualquier cosas si se mantiene la actitud y la perseverancia.

No sé por qué situación particular estés atravesando, no quiero que pienses que la estoy minimizando. Solamente quiero animarte a verte como alguien capaz, a confiar en el orden perfecto de las cosas y que a pesar de que eso que estés atravesando, o que hayas atravesado, sea muy difícil de digerir, la vida, Dios y el Universo, están dándole forma para que te beneficie.

Tienes todas las de ganar si sólo decides actuar con una mentalidad positiva. Los líderes han re-programado su mente para vivir así y yo sé que tú también lo puedes hacer.

Yo crecí con una mentalidad negativa, de pesimismo e inferioridad, no porque en lo externo haya tenido carencias que lo reflejarán sino porque mentalmente había sido condicionado por los paradigmas de mis padres, (y de los padres de ellos) que aunque ellos en ese momento no se daban cuenta y me criaban con la mejor de las intenciones, eran limitantes.

Esto hizo que yo creciera sintiendo que no era capaz de hacer ciertas cosas aunque por dentro, desde niño, sentía que podía volar y lograr cualquier cosa que me propusiera.

Cuando fui creciendo y siendo más consciente de mi realidad mental, me tocó literalmente leer muchos libros y llevar varios golpes duros, para forzarme a re-programar mi mentalidad de forma que adquiriera unas nuevas creencias y hábitos de pensar.

Yo mismo soy testimonio de que sí se puede, y si yo pude, pues tú también.

Todavía algunas veces caigo en auto-sabotajes mentales, pero inmediatamente me doy cuenta de que se trata de un paradigma mental y decido llevarle la contraria; siendo más arriesgado, haciendo algo completamente nuevo, o cambiando el tipo de pensamiento a otro totalmente opuesto.

La verdad es que ha sido una lucha, ha sido difícil, pero ha valido completamente la pena. Hoy día disfruto de un pensamiento diferente, muchísimo más positivo y como consecuencia atraigo todas las cosas buenas que me merezco.

Confieso que es una tarea de todos los días, cada día me enfrento al viejo pensamiento, ese que me acompañó por muchos años, pero como un vigilante en guardia, me paro de frente en mi mente para evitar que se vuelvan a alojar allí.

No hay comparación entre vivir con una mentalidad promedio y una en positivo. Tu vida misma, tu familia y tu generación lo disfrutarán.

Sé el líder que debes ser y vive en positivo!

Hasta pronto!

NOTA IMPORTANTE: Si éste Post te ha gustado y sientes que te ha ayudado, compártelo con tus conocidos, así me estarás apoyando a cumplir con parte de mi misión de inspirar a otros a liderar y con una de mis metas de llegar con este Blog a 10.000 personas en los próximos 2 años.

Foto:  Isaac Palacio


NOTA IMPORTANTE: Si éste Post te ha gustado y sientes que te ha ayudado, compártelo con tus conocidos, así me estarás apoyando a cumplir con parte de mi misión de inspirar a otros a liderar y con una de mis metas de llegar con este Blog a 10.000 personas en los próximos 2 años.

Foto:  Gordon Dionne

Anuncios

Liderazgo: Los líderes toman decisiones rápidas…

Hace años Napoleón Hill escribió en su libro Piense y Hágase Rico “Las personas de éxito toman decisiones rápidas, y las cambian, si llegan a cambiarlas, con mucha lentitud. Las personas que fracasan toman decisiones, si las toman, muy lentamente, y las cambian rápidamente y con frecuencia.”.

Debo confesar que cuando leí esta frase por primera vez tuve que reconocer su gran importancia y veracidad.

Basta que observes a otros y a ti mism@ cómo es el proceso, o velocidad, para tomar decisiones.

Es muy fácil (o relativamente fácil) decidir qué vestiremos para ir al trabajo, a una fiesta o una reunión. Pero cuando se trata de decisiones más relevantes para nuestra vida; cómo incursionar en un nuevo negocio, emprender un nuevo proyecto, o elegir una pareja, es allí donde muchos nos bloqueamos.

La cuestión es que no decidimos rápido porque tenemos mucho temor de que tomemos la decisión equivocada, y eso nos hace posponer la decisión pensando que debemos esperar el tiempo correcto, o tener toda la información necesaria, o que algo mágico pase y nos dé la señal para actuar.

Pero todos sabemos que eso no va a pasar y aun así lo hacemos muy frecuentemente.

La verdad es que ninguna acción que hemos tomado y tomaremos tendrá el perfecto resultado que hemos imaginado. Siempre habrá que hacer ajustes, cambiar los métodos y hacer nuevos planes para poder llegar a la meta que nos hemos trazado.

Esto quiere decir que de nada sirve esperar mucho para tomar una decisión, ya que de igual forma tendremos que afrontar cualquier situación que se presente en el camino.

Por esa razón los grandes líderes y las personas de un éxito notable, una vez que se encuentran en frente de una decisión importante, se toman un tiempo prudencial para recoger la información mínima necesaria para conocer del asunto, y una vez que la tienen, toman la decisión sin esperar nada más. No lo dudan más.

El proceso es más o menos así: Decisión importante > Búsqueda de Información o Consejos del Círculo de Confianza > Acción > Nunca Rendirse (A menos que sea evidente que el resultado no es el esperado después de haber hecho todos los esfuerzos).

Te sugiero y te animo a recordar esta poderosa frase: “Las personas de éxito toman decisiones rápidas, y las cambian, si llegan a cambiarlas, con mucha lentitud. Las personas que fracasan toman decisiones, si las toman, muy lentamente, y las cambian rápidamente y con frecuencia.”.

Si te comprometes a reflexionarla te aseguro que te dará muy buenos resultados.

Puede ser la puerta de entrada a nuevos negocios, magníficas oportunidades, potenciales emprendimientos, nuevas amistades y mucho más.

Las personas que fracasan hacen justamente todo lo contrario. Tienen tanto miedo de equivocarse, le temen tanto al riesgo que toman muchos días, meses y hasta años para tomar una decisión que ante los ojos de una persona de éxito, es evidente que le convendría.

Puede que tomen la decisión y actúen, bien sea invirtiendo o asociándose con alguien, pero sus temores los llevan a imaginarse lo peor y es tan fuerte ese miedo, que se ven fracasando y deciden de forma muy rápida, renunciar al negocio o cortando con la relación de socios que había creado.

Me sorprendió leer en un artículo que el multimillonario Warren Buffett es capaz de mantener grandes cantidades de dinero invertidas en acciones por más de una o dos décadas, aun cuando los precios de esas acciones hayan bajado considerablemente luego de haberlas adquirido. Lo que él sabe es que a pesar de que el precio pueda bajar por razones muy puntuales, el precio volverá a subir. Y mientras él mantiene la calma y mantiene sus acciones, muchos otros las venden, perdiendo todos los beneficios a largo plazo.

Este es un pequeño ejemplo de cómo las personas de éxito toman decisiones rápidas, y las cambian, si llegan a cambiarlas, con mucha lentitud.

Si estás en un punto donde estás dudando de si la decisión que estás a punto de tomar es buena o no, sigue los pasos de las personas de éxito.

Evalúa la opción que tienes delante de ti, busca la información necesaria, pregunta a personas de éxito y que tengan los resultados que tu quieres tener también, y toma la decisión y acción correspondiente. No esperes más.

En el camino encontrarás obstáculos, dificultades y desafíos, pero eso no significa que hayas sido la decisión equivocada, o que tengas que renunciar. Siempre habrá personas que te digan que lo hagas, que renuncies, que desistas de una vez y ya, pero tú no lo hagas. Sigue adelante con perseverancia y hasta con tenacidad.

Sólo cambia tu decisión cuando lo que emprendiste ya no te haga feliz, sientas que no es lo tuyo, o no encuentres los resultados que buscabas, pero sólo si antes haz hecho todo, absolutamente todo lo que estaba a tu alcance para hacer que sucediera.

Es de muy mal gusto encontrar personas que cambian de decisión a cada rato. Ten por seguro que las personas así nunca crecen sanamente, se estancan, viven saltando de una opción a otra.

Sé el líder que debes ser y toma decisiones importantes y acertadas rápido, es la única forma de tener éxito!

NOTA IMPORTANTE: Si éste Post te ha gustado y sientes que te ha ayudado, compártelo con tus conocidos, así me estarás apoyando a cumplir con parte de mi misión de inspirar a otros a liderar y con una de mis metas de llegar con este Blog a 10.000 personas en los próximos 2 años.

Foto:  José Joaquin Suzuki Vidal


Acerca de Jose M Pujol H: José es un Conferencista de liderazgo y desarrollo personal con la misión de inspirar a otros a liderar. Su manera práctica, directa y sencilla de comunicar permite que los principios que enseña sean aplicados de inmediato por sus oyentes. Es el Director General de Catálisis Liderazgo, C.A., empresa enfocada en Potenciar el Liderazgo personal y organizacional para formar líderes de impacto que sean éticos, íntegros y de excelencia. Puedes seguir a José por Twitter y Facebook.

Liderazgo: Los líderes se visten de buena actitud!

La actitud es como la ropa con que se visten los buenos líderes cada día. No salen de su casa sin antes colocarse su ropa de actitud favorita, que no es más que la de ganador, triunfador, exitoso, abundante, próspero, sano, humilde y persistente.

Para vestirse de este tipo de ropas, así como las ropas normales que todos utilizamos a diario, se toman el tiempo de escogerla. Esto quiere decir que apartan un tiempo específico para tratar con su autoestima, con sus pensamientos dominantes, con su ser interno o espíritu, y con sus emociones.

No se levantan rápido de la cama y salen corriendo al trabajo como si eso fuese lo más importante, sino que han entendido que el tiempo más importante de su día a día es ese que pasan a solas con ellos mismos.

Como mecanismo para poder tomar un tiempo para estar a solas con ellos, colocan su reloj despertador una hora antes de que el resto de los que viven en su casa se levanten, se apartan a un lugar solitario y entre las varias cosas que hacen están: meditar, orar, agradecer, hacer ejercicios, leer un libro de desarrollo personal y revisar su agenda.

Esta rutina la hacen todos los días, con algunas que otras variaciones, pero son fieles seguidores de estos hábitos diarios que saben que les ayudan a mantener una actitud de poder ante la vida.

No es que estos líderes siempre fuesen así, sino que a lo largo de sus vidas han comprobado por ellos mismos que es la mejor forma de tener una actitud de ganador y salir sonriente ante las dificultades que se puedan presentar.

Lo contrario sería salir despeinados mentalmente, espiritualmente, físicamente y emocionalmente a hacer frente a la vida. Es así como lo hace la gran mayoría de las personas en el mundo. Ese sería un costo muy alto para el éxito que los grandes líderes no están dispuestos a pagar por ninguna razón.

Jim Rohn lo dijo muy bien: “Todos debemos sufrir una de dos cosas: el dolor de la disciplina o el dolor del arrepentimiento y la desilusión. La diferencia es que la disciplina pesa onzas mientras que el pesar pesa toneladas.”.

Así que los líderes prefieren acostarse más temprano para poder levantarse más temprano y tener ese tiempo de oro, de poder, un tiempo mágico para entrar en contacto con ellos mismos, para fabricar una mejor versión cada día y así, poder enfrentar con mejor actitud la vida.

Vístete de buena actitud todos los días, una actitud positiva, una actitud que te empodere, que te haga sentir que eres capaz de lograr todo lo que te propongas y verás cómo la vida te favorece.

Decía el gran Zig Ziglar: “Un pensamiento positivo le permitirá hacer todo mejor de lo que lo haría un pensamiento negativo.”. De nada te servirá que te levantes cada mañana pensando en todas las deudas que tienes que pagar, todos los problemas que deberías solucionar y todas las cosas que te faltan por hacer.

Hacer esto sólo te dejará con la cabeza llena de dudas, temor y angustia que no te ayudará para nada en la dirección que quieres llevar tu vida. Sería como levantarse y vestirse con la peor ropa que tienes, la más vieja y la más deteriorada.

En cambio, si cada mañana puedes hacer una rutina que te cargue de energía, una que te mantenga en un estado mental positivo durante todo el día, una que te conecte con tus sueños y te inspire a ir por ellos, una que te recuerde quién eres y la misión que tienes. Tu vida será como un imán que atraerá hacia ti todo lo que eres.

Si te das cuenta lo único que estás haciendo es preparándote para el éxito, a través de construir una actitud mental positiva que te acompañe todos los días.

Los grandes líderes lo hacen sin falta cada día, por qué razón nosotros no lo haríamos, si es que realmente queremos lograr vivir la vida que soñamos.

Así que sin más excusas, sé el líder que debes ser y vístete de una buena actitud todos los días!

NOTA IMPORTANTE: Si éste Post te ha gustado y sientes que te ha ayudado, compártelo con tus conocidos, así me estarás apoyando a cumplir con parte de mi misión de inspirar a otros a liderar y con una de mis metas de llegar con este Blog a 10.000 personas en los próximos 2 años.

Foto:  Paula Rey


Acerca de Jose M Pujol H: José es un Conferencista de liderazgo y desarrollo personal con la misión de inspirar a otros a liderar. Su manera práctica, directa y sencilla de comunicar permite que los principios que enseña sean aplicados de inmediato por sus oyentes. Es el Director General de Catálisis Liderazgo, C.A., empresa enfocada en Potenciar el Liderazgo personal y organizacional para formar líderes de impacto que sean éticos, íntegros y de excelencia. Puedes seguir a José por Twitter y Facebook.

Liderazgo: El peligro de no tomar riesgos…!

Uno de los mayores peligros que toman muchas personas es el de no tomar riesgos. Creen que si siguen así; sin arriesgarse, sus vidas irán bien.

Lo cierto es que se vuelven vidas carentes de entusiasmo, sin experiencias gratificantes, sin desafíos interesantes, es decir, vidas aburridas.

La gran mayoría de las personas quieren vivir vidas tranquilas, sin muchos sobresaltos, sin nada que les perturbe su paz, pero a pesar de que eso es lo que quieren no lo consiguen, y la razón es que la vida misma no es así.

Estamos en este mundo para crecer, para evolucionar, y es por eso que la misma vida se encarga de enviarnos de vez en cuando desafíos que ponen a prueba nuestro carácter, nuestras ganas de seguir aquí.

Por esta razón, a pesar de que estas personas quieren vivir vidas sin riesgos, la misma vida se encarga de sacudirlos para que, de una u otra forma, se despierten.

Es así que se encuentran con fracasos económicos, fracasos matrimoniales y/o fracasos profesionales, y no es más que la misma vida diciéndoles que algo no está bien con ellos, que algo deben mejorar, que deben seguir creciendo.

Lo cierto es que algunas personas entienden el mensaje mientras que otras no, y son estás últimas las que se quedan atrás; reprochando lo que les ha pasado, preguntándose por qué a ellos les tuvo que pasar lo que les pasó y viviendo vidas amargadas, con desánimo y frustración.

En cambio, los pocos que si captan ese mensaje, se dan cuenta de que deben cambiar si quieren seguir adelante, y es así que se apresuran a comprar un libro para saber por qué fracasaron en su empresa o negocio, porqué les ha ido mal en su matrimonio, o buscan consejos de alguien con inteligencia financiera para saber cómo hacer para mejorar en sus finanzas y no volver a fracasar con su dinero, o simplemente aprenden de sus errores y tratan de mejorar sus relaciones familiares y profesionales.

No son más que mensajes enviados por la misma vida como mecanismos para que tomemos mayores riesgos, porque sabe que podemos dar más, sabe que estamos diseñados para ser y hacer cosas más grandes.

Si entendemos el mensaje, aceptaremos cualquier riesgo que se nos presente y buscaremos por nuestra cuenta tomar más riesgos ya que sabremos que es a través de ellos que podemos crecer, mejorar y avanzar.

Cuando nos rehusamos a tomar riesgos, literalmente le estamos diciendo a la vida: “Gracias pero así estoy bien, estoy cómodo, no quiero crecer más…”.

Y es aquí donde está el peligro de no tomar riesgos. Porque la vida seguirá su curso y nosotros nos quedaremos atrás; emocional y mentalmente.

Lo negativo de todo esto, es que nos quedaremos siempre en el mismo lugar, creyendo que no lo podremos lograr y sin conocer realmente nuestro gran potencial.

Mi humilde consejo es: Toma Más Riesgos…no importa si te equivocas, no importa si fallas, no importa si cometes errores, no importa si otros no están del todo de acuerdo.

Hazlo! Tomar más riesgos te dejará un gran aprendizaje haciéndote más sabio. La verdad es que si quieres crecer más rápido debes tomar más riesgos. Hay una proporción directa en esta idea.

No permitas que el miedo, lo que puedan decir o pensar los demás o esperar el momento perfecto te impidan vivir la vida que estás diseñado a vivir.

Quiero que pienses en esas oportunidades que han llegado a ti en el último año y que para ti representaban un riesgo:

Oportunidades de nuevos ingresos.

Oportunidades de nuevos negocios.

Asociaciones con algunos socios.

Crecimiento profesional.

Desarrollo Espiritual.

Ahora pregúntate: ¿Qué te detuvo de tomarlos?

Robert Kiyosaki dijo una vez: “Las personas que corren riesgos cambian el mundo. Pocas personas se vuelven ricas sin asumir riesgos.”. No sólo se trata de riqueza material sino de riqueza emocional, espiritual, personal y profesional.

No sé realmente que huella quieres dejar en esta vida, pero te animo fervientemente a buscar tomar mayores riesgos en cada momento. Establece metas altas y empieza a tomar los pasos necesarios para llevar tu vida al siguiente nivel.

Una frase que me gusta mucho recordar dice algo así “Cada siguiente nivel de tu vida demandará una nueva versión de ti.”.

¿Cuál es ese nuevo nivel que quieres alcanzar?

Recuerda que el miedo existe sólo en tu mente y eres tú quien lo ha creado.

¿Vas a dejar pasar todas esas oportunidades que te están presentando? Por favor no lo hagas…

Sé el líder que debes ser y toma más riesgos cada día!

NOTA IMPORTANTE: Si éste Post te ha gustado y sientes que te ha ayudado, compártelo con tus conocidos, así me estarás apoyando a cumplir con parte de mi misión de inspirar a otros a liderar y con una de mis metas de llegar con este Blog a 10.000 personas en los próximos 2 años.

Foto:  chausinho


Acerca de Jose M Pujol H: José es un Conferencista de liderazgo y desarrollo personal con la misión de inspirar a otros a liderar. Su manera práctica, directa y sencilla de comunicar permite que los principios que enseña sean aplicados de inmediato por sus oyentes. Es el Director General de Catálisis Liderazgo, C.A., empresa enfocada en Potenciar el Liderazgo personal y organizacional para formar líderes de impacto que sean éticos, íntegros y de excelencia. Puedes seguir a José por Twitter y Facebook.

Liderazgo: Los líderes siempre avanzan, pase lo que pase!

Avanzar pase lo que pase es una de las premisas más definidas de los grandes líderes. Parece obvio, pero en realidad no lo es tanto cuando nos damos cuenta que la gran mayoría de las personas se detienen al mínimo encuentro con las dificultades.

Los buenos líderes en cambio no se detienen; nunca. Pase lo que pase están orientados hacia el logro. Pueden cambiar de camino, pueden alterar sus planes una y otra vez, pero siguen adelante. Siempre atentos a lo que son sus metas.

Una frase del gran  Wiston Churchill nos recuerda esta idea: “Si estás atravesando un infierno, sigue caminando.”. Es decir, no importa lo que sea que estés atravesando en tu vida, sigue avanzando.

Nunca te des por vencido, porque una vez que dejas que entre a tu mente la idea de rendirte ya perdiste.

Debemos conocer la diferencia entre una derrota temporal y una derrota permanente. Sólo los que no creen en sí mismos y en la ayuda divina, se dan por vencidos permanentemente.

Tú no lo hagas. Ten siempre en mente que algo bueno va a pasar, que algo va a mejorar, que las cosas, finalmente, se inclinarán a tu favor.

Tener una mentalidad optimista, positiva, llena de esperanza, puede ser la gran diferencia entre quedarte estancado o avanzar hacia el siguiente nivel.

Todas las personas del mundo sufren situaciones contrarias e inesperadas; situaciones que podrían detenerlos de sus esfuerzos para seguir adelante. Le suceden a todas las personas sin importar la raza, el color, el sexo, la ideología política ni su nivel económico.

Lo que importa no es lo que te sucede sino cómo reaccionas a eso que te sucede. Si dejas que te afecte a tu auto-estima, a tu imagen personal, a tus creencias acerca de lo que eres o no eres capaz, estarás abriendo un hueco muy grande donde empezará a colearse la desesperanza, la decepción, el desánimo, las quejas, y será más difícil salir de ese estado.

En cambio, si a pesar de lo que te suceda, te esfuerzas por mirar ese único y pequeño rayo de luz a la distancia, pero si se diera el caso de que no existiera ese único y pequeño rayo de luz, pero aún así eres capaz de hacer un esfuerzo mayor e imaginarlo en tu mente, lo más probable es que esa sensación de esperanza que se genera, te de nuevas fuerzas, nuevas ganas de seguir y será más fácil liberarse de todos los pensamientos que te detienen saliendo airosamente de esa situación.

Tú puedes, tienes todo lo necesario para lograrlo. Copia a los mejores líderes que siguieron avanzando a pesar de los que les pasó. Variedad de ejemplos tenemos en Nelson Mandela, Oprah Winfrey, Charles Chaplin,  el mismo Wiston Churchill, o Michael Jordan. Tú puedes colocar aquí tu propio héroe.

La pregunta no es si vas a atravesar situaciones difíciles en tu vida, sino cómo vas a reaccionar ante ellas, cómo las vas a enfrentar, qué decisión vas a tomar una vez que tu cara esté contra el suelo.

Sé valiente, sé resuelto, sé atrevido, sé arriesgado, sé tu propia inspiración, sé el ser espiritual que eres y que es capaz de lograr cualquier cosa. No hay razón para detenerse, para dejar de lado tus sueños, para decir que no se puede.

Recuerda las sabias palabras de Henry Ford cuando dijo: “Tanto si piensas que puedes, como si piensas que no puedes, estás en lo cierto.”.

¿Qué vas a creer entonces? ¿Qué vas a hacer entonces? Ten la suficiente perseverancia para seguir adelante.

Sé el líder que sabes que puedes ser y sigue avanzando pase lo que pase!

NOTA IMPORTANTE: Si éste Post te ha gustado y sientes que te ha ayudado, compártelo con tus conocidos, así me estarás apoyando a cumplir con parte de mi misión de inspirar a otros a liderar y con una de mis metas de llegar con este Blog a 10.000 personas en los próximos 2 años.

Foto:  Gordon Dionne


Acerca de Jose M Pujol H: José es un Conferencista de liderazgo y desarrollo personal con la misión de inspirar a otros a liderar. Su manera práctica, directa y sencilla de comunicar permite que los principios que enseña sean aplicados de inmediato por sus oyentes. Es el Director General de Catálisis Liderazgo, C.A., empresa enfocada en Potenciar el Liderazgo personal y organizacional para formar líderes de impacto que sean éticos, íntegros y de excelencia. Puedes seguir a José por Twitter y Facebook.

Liderazgo: Los líderes creen en la Providencia!

Estoy actualmente leyendo un libro que llegó a mis manos de forma especial. Se llama “El Poder de la Intención” del Dr. Wayne W. Dyer, quien fuese psicólogo y escritor de libros de autoayuda y quien falleció en agosto del año 2015.

Compré este libro en una librería de mi ciudad una mañana que estaba cerca y quise entrar a ver qué bueno encontraba, y allí estaba este libro, como esperándome para que lo leyera. Es en realidad el segundo libro que leo de este autor.

El primer libro fue un regaló de mi esposa para el día de los enamorados el pasado 14 de Febrero del año 2017. Ella nunca había leído libros del Dr. Dyer ni yo tampoco, pero ella me cuenta que sintió que debía regalármelo.

Pues bien, ese primer libro se llama “Tus Zonas Mágicas”,  tal vez ya lo has leído, y en este libro hay un capítulo acerca de la Intención. Ese capítulo en especial causó tanto impacto en mí que quería saber más sobre ello, así que cuando entré aquella mañana a esa librería no dude ni por un segundo que “El Poder de la Intención” estaba destinado desde la Providencia a que lo comprará. Y así lo creo profundamente.

Hace unos días empecé el capítulo 12 titulado “Es mi intención atraer a las personas ideales y las relaciones divinas” y comienza con una frase de Johann Wolfgang von Goethe que está relacionada directamente con lo que quiero compartir contigo en este Post:

“En el momento en el que te comprometes definitivamente, también da un paso la Providencia. Ocurren toda clase de cosas que te ayudan y que en otro caso jamás habrían ocurrido… situaciones imprevistas, encuentros y ayuda material que nadie podría haber imaginado que se le presentarían.”.

Ahora bien, toda esta introducción es con el fin de decirte clara y llanamente que los mejores líderes del mundo, los de mayor impacto, los que más han contribuido al crecimiento y desarrollo del mundo, creen fervientemente en la Providencia; en esa fuerza superior que está allí y que todos, en algún momento, hemos sentido en lo más profundo de nuestro ser.

Ese texto de Johann Wolfgang von Goethe es otra versión de una de las frases más conocidas de Paulo Coelho que dice: “Cuando quieres realmente una cosa, todo el Universo conspira para ayudarte a conseguirla.”.

El nombre que le demos a esa Providencia es realmente irrelevante, para algunos les gustará más llamarle Dios, otros preferirán llamarle Universo, o Fuerza Universal, o Mente Creativa o Espíritu. Pero lo cierto es que cada ser humano la ha sentido en su ser interior de una manera particular.

Y si los mejores líderes del mundo creen en ella y la utilizan de forma consciente, lo más idóneo y lógico que podemos hacer nosotros es hacer lo mismo que ellos. Es decir, conectarnos a esa fuente mucho más y utilizarla a nuestro favor y el de otros. Es esa fuente de la cual todos venimos y formamos parte.

¿Cómo se aplica todo esto a nuestra vida diaria? Pues que en el mismo momento en que nos decidimos a comprometernos con un sueño, una visión o un propósito en nuestras vidas, se coloca en marcha toda esa maquinaria espiritual en la misma dirección de nuestros sueños, visión y propósito.

Pareciera que simplemente está allí esperando pacientemente hasta que creamos en nosotros mismos y nos levantemos en pos de lo que queremos.

Todos hemos sido testigos de las llamadas “casualidades”. Esos extraños fenómenos o acontecimientos que nos ocurren en situaciones especiales. Momentos en los que de la nada surge una solución, una ayuda, un apoyo incondicional que nos muestra o nos devuelve al camino.

En Wikipedia a la Providencia se le describe como el “conjunto de acciones de Dios en socorro de los hombres.”.  

No sé si me estás siguiendo, o si me estás creyendo, o si crees en esa fuerza mayor, pero en mi caso lo he vivido inmensa cantidad de veces y estoy seguro que tú también.

Los buenos líderes también han experimentado este tipo de “ayuda” y la única diferencia entre ellos y el resto es que sencillamente la han reconocido y se han dejado ayudar por ella siguiendo su instinto o lo que siente que les dicta su corazón. 

Cómo sé que muchos grandes líderes creen y utilizan la Providencia, porque lo dicen sus frases, los libros que han escrito y lo más importante, las historias de vida que han vivido.

Creo que muchos de los errores que cometemos sin necesidad son porque no hacemos caso a esa dulce voz que a todos nos habla en lo profundo de nuestro corazón y que a veces creemos que no nos habla o la dejamos pasar sin hacerle caso.

Mi intención con este Post no es obligarte o presionarte a creer en algo misterioso, sino simplemente compartir una idea que he experimentado y que el gran Goethe define tan espléndidamente.

Pero esa ayuda especial va a darse cuando nos comprometamos con esa causa mayor que sentimos es nuestro llamado de servicio especial para el mundo. En ese momento todo se va a empezar a activar y entre otras muchas cosas…

  • Te toparás con los libros adecuados para tu momento de crecimiento, como me pasó a mí con el libro que me regaló mi esposa que me llevó a conocer a este gran escritor Wayne W. Dyer y luego al libro de “El Poder de la Intención”.
  • Conocerás nuevas personas que tal vez estaban cerca pero que antes no tenías interés de conocerlas.
  • Te llegará información relevante desde diferentes medios aparentemente desconectados.
  • Ideas nuevas aparecerán en tu mente como de la nada y te dirás a ti mismo…”cómo no lo había visto antes…”.
  • Empezarás a actuar más de acuerdo a tu verdadera identidad y deseos genuinos sin hacer mucho caso a lo que digan los demás. Su opinión de lo que puedes o no puedes hacer dejará de ser relevante.
  • Verás como todas, o la mayoría de las cosas, te empiezan a salir bien, no queriendo decir con esto que no tendrás obstáculos. Sino que a pesar de ellos, lograrás tu cometido.

Esto es un resumen muy corto de lo que puede empezar a ocurrirte. Un resumen que cada persona puede construir de acuerdo a sus experiencias personales.

Yo tengo mis propias historias, he visto esa Providencia actuar una y otra vez, y también he visto como soy yo mismo quien la ha limitado, unas veces por ignorancia y otras veces por terquedad. No sabía que era yo quien la limitaba y que me estaba perdiendo de muchas de sus bendiciones.

Pero en los últimos años he visto cómo al irse elevando mi nivel de conciencia también se han ido elevando los beneficios que trae estar conectado y creer en esa Providencia; a medida que me he comprometido más con mi misión, más veo sus señales de apoyo.

Sé que no soy el único, porque esa Providencia está al alcance de todos. Sólo debes abrir la mente y dejar que entre a tu conciencia y dejarte guiar.

Los buenos líderes la utilizan a diario, se dejan llevar por su instinto. Por esas corazonadas que luego resultan en las mejores decisiones y los mejores resultados. Es la forma de vivir que han escogido y en este Post te quiero animar a escoger ese estilo de vida también.

Cuando lo vivas, cada vez más notarás que ocurren toda clase de cosas que te ayudan y que en otro caso jamás habrían ocurrido, así como decía Goethe.

Los libros del Dr. Wayne W. Dyer, así como de otros autores, me han ayudado a ver y entender muchas cosas que antes no veía ni entendía. Te recomiendo leerlos también!

Sé el líder que puedes ser creyendo mucho más en la Providencia!

NOTA IMPORTANTE: Si éste Post te ha gustado y sientes que te ha ayudado, compártelo con tus conocidos, así me estarás apoyando a cumplir con parte de mi misión de inspirar a otros a liderar y con una de mis metas de llegar con este Blog a 10.000 personas en los próximos 2 años.

Foto: manuel holgado


Acerca de Jose M Pujol H: José es un Conferencista de liderazgo y desarrollo personal con la misión de inspirar a otros a liderar. Su manera práctica, directa y sencilla de comunicar permite que los principios que enseña sean aplicados de inmediato por sus oyentes. Es el Director General de Catálisis Liderazgo, C.A., empresa enfocada en Potenciar el Liderazgo personal y organizacional para formar líderes de impacto que sean éticos, íntegros y de excelencia. Puedes seguir a José por Twitter y Facebook.

Liderazgo: La importancia de decir Sí!

Desde niños escuchamos muy constantemente la palabra No. Puede venir desde nuestros padres, familiares, profesores, amigos o de cualquier otra persona, pero lo cierto es que escuchamos más frecuentemente de lo que deberíamos frases como “No se puede hacer” y “No se debe hacer”.

Si hubiera una forma de tomar nota de la cantidad de veces que hemos escuchado la palabra No a lo largo de nuestra vida nos sorprenderíamos. Es una realidad que son más las veces que se nos dice No que las veces que se nos dice

¿Por qué? ¿Por qué tanta negatividad en un mundo tan positivo? En un mundo tan abundante, tan lleno de belleza, tan lleno de oportunidades, tan lleno de color, tan lleno de paisajes exuberantes, tan lleno de diversidad. Es contradictorio que desde niños lo que más escuchemos sea un No como respuesta.

Eso me hace pensar que la mayoría de nosotros hemos aprendido a ver el vaso medio vacío antes que medio lleno. Es una cuestión de nosotros los adultos, no de los niños.

Para un niño todo es posible, no hay límites, no hay dificultades insuperables, todo se puede lograr.

Creo que el No más utilizado por los adultos es el que se refiere al dinero. Cuando un hijo le dice a su padre o madre o cualquier persona que le represente, si puede comprarle alguna cosa, la respuesta más escuchada es “No se puede”, “No tengo dinero”, “ahora No”, “No pidas tanto” y un sin fin de respuestas parecidas.

Nuestro cerebro está tan acostumbrado a escuchar No, que en nuestro día a día nos cuesta ver lo positivo y las buenas oportunidades porque ya de antemano las estamos catalogando como negativas aun antes de estudiarlas. La negatividad se ha convertido en una respuesta automática.

Robert Kiyosaki dice: “Nunca digas que no te puedes permitir algo. Esa es una actitud de pobre. Pregúntate cómo puedes permitírtelo.”. En esta pequeña pero importante diferencia de enfoque está el secreto.

Sería mucho más sano y beneficioso para un niño escuchar a un padre, o madre o quien sea que esté en frente, decir más Si. Decir por ejemplo: “Si te lo puedo comprar y vamos a hacer un plan para comprarlo”, o decir “en este momento tengo el dinero disponible para otra cosa, pero para el mes que viene lo compramos”, o “Claro que lo puedes hacer, pero debes hacerlo tomando en cuenta los riesgos calculados”, o “Todo es posible para el que se prepara”.

Es cuestión de quitar la mirada de lo que No se puede y enfocarla en lo que Sí se puede. No será fácil al principio pero es muy posible. Se trata de Re-programar a nuestro cerebro para que vea más Si que No. Y esto sólo se consigue con la práctica.

Los buenos líderes saben la importancia de decir Si! No viven con miedo, no temen equivocarse o fracasar, se arriesgan. Cuando algo conecta con sus pasiones, ideales, visión y/o propósito, no dudan en aceptar y decir .

Lo más seguro es que no sepan cómo lo van a lograr, pero confían lo suficiente en ellos mismos como para decir .

No nos acostumbremos a decir No a cada rato. Mejoremos nuestra vida diciendo más veces .

Si queremos algo vayamos por ello. Planifiquemos el cómo, pero digamos Si

Basta ya de limitarnos a nosotros mismos con lo que nos gusta, o limitar nuestra felicidad, o la vida que queremos vivir. Si no sabemos cómo lo lograremos, empecemos a buscar las señales que otras personas de éxito han dejado y sigamos sus pasos.

Los líderes dicen muchas más veces Sí que No. Por esa razón los ves más felices, más realizados, más optimistas, más positivos.

Vive una vida que te inspire y sé el líder que tiene como habito decir Si, aunque no sepas el cómo lo vas a hacer!

NOTA IMPORTANTE: Si éste Post te ha gustado y sientes que te ha ayudado, compártelo con tus conocidos, así me estarás apoyando a cumplir con parte de mi misión de inspirar a otros a liderar y con una de mis metas de llegar con este Blog a 10.000 personas en los próximos 2 años.

Foto: vladimix


Acerca de Jose M Pujol H: José es un Conferencista de liderazgo y desarrollo personal con la misión de inspirar a otros a liderar. Su manera práctica, directa y sencilla de comunicar permite que los principios que enseña sean aplicados de inmediato por sus oyentes. Es el Director General de Catálisis Liderazgo, C.A., empresa enfocada en Potenciar el Liderazgo personal y organizacional para formar líderes de impacto que sean éticos, íntegros y de excelencia. Puedes seguir a José por Twitter y Facebook.